Roberto Ortiz se convertirá próximamente en el primer árbitro puertorriqueño con un nombramiento permanente en las Grandes Ligas, según conoció The Gondol este viernes.

Ortiz, natural de Caguas y un exjugador de la pelota Doble A local, estuvo trabajando toda la pasada temporada en las Ligas Mayores luego de hacer su debut en la campaña del 2016, cuando se desempeñó  como umpire sustituto, dividiendo su tiempo entre las Grandes Ligas y la clasificación Triple A.

Aunque no se ha producido un anuncio oficial de parte del béisbol de Grandes Ligas—que actualmente se encuentra paralizado por un cierre patronal—trascendió que Ortiz recibió en los pasados días el esperado nombramiento y que MLB lo hará público en los días o semanas por venir. 

Actualmente hay alrededor de 70 árbitros permanentes en el llamado Circo Grande. 

Ortiz se convirtió en el segundo puertorriqueño en trabajar en partidos oficiales de Grandes Ligas, luego de que Delfín Colón rompiera el hielo en la campaña del 2008. 

Sin embargo, Colón duró solamente dos años en el sistema y nunca recibió el nombramiento, que significa que Ortiz pudiera comenzar con un salario cercano a los $150 mil, con $500.00 para dietas en los días en que trabaje, que le servirán para alimentación y hospedaje. Sus viajes en avión serán en primera clase y tendrá derecho a cuatro semanas de vacaciones durante la temporada.

Ortiz, de 37 años y quien se desempeñaba como maestro en Puerto Rico, comenzó su carrera en el béisbol organizado en el 2009, poco tiempo después de la creación de la Academia de Arbitros, a la que asistió.

Incluyendo su participación en el 2020, había trabajado en un total de 279 encuentros.