Todavía no se pueden soltar las campanas al vuelo, aunque PUR pasó a la segunda clasificatoria para el Mundial de 2023, donde América tiene cupo para siete países, tampoco se puede pecar de pesimismo porque hay una pléyade de jugadores jóvenes con mucho porvenir.

El propio dirigente Nelson Colón, que también entrena a Bayamón, considera que la juventud es un plus, pero reconoce que la disponibilidad de muchos de ellos noveles podría ser un impedimento para agosto, noviembre y febrero, meses que se enfrenta a Brasil, Uruguay y Colombia.

La nueva bujía del Seleccionado, el correoso armador José Alvarado, firmó un contrato de cuatro años con New Orleans, mientras Gary Browne y Gian Clavell ven acción en Europa. 

Asimismo, George Conditt IV, Philip Wheeler y Tremont Waters, anhelan probar suerte en la G-League, que acerca a la NBA.

Una buena noticia es que el escolta Alfonso Plummer, optó por Borinquen y descartó a Panamá, la patria de su padre, al revés de Jhivvan Jackson, que decidió vestir el uniforme del país centroamericano, que es dirigido por su abuelo Flor Meléndez.

En el triunfo agónico del lunes frente a México, 97-87, en tiempo extra, Alvarado se agigantó en los cinco minutos finales, al igual que Clavell, en la fase ofensiva.

Este Mundobasket con 32 naciones, se efectuará conjuntamente en Filipinas, Japón e Indonesia.

Este crucigrama de situaciones incontrolables, deben ser un dolor de cabeza para Colón y sus ayudantes Pachy Cruz y Carlos González, y lo mismo con el presidente federativo Yum Ramos, a lo que se suma el poco tiempo de entrenamiento para las ventanas debido al torneo del BSN, que solo se detiene unos días.

Colón ansía que se le permita tener al grueso de los canasteros durante dos semanas para conseguir mejor acoplamiento.

No obstante, la falta es estatura no ha sido óbice para rebotear, al menos contra México, pero sí con los estadounidenses el 1 de este mes que ganaron por ocho tantos, con una retahíla de triples.

Es lógico pensar que los norteamericanos, incluyendo a Canadá, más Argentina, Brasil y República Dominicana tengan más probabilidades de llegar hasta Asia, pero la fe es lo último que se pierde, y el coraje de los boricuas es de quinta potencia…