El cotizado contendiente junior welter Arnold Barboza, Jr. esperó casi 10 años como profesional para estelarizar una cartelera, pero aprovechó la oportunidad  al máximo este viernes con un sólido triunfo. 

Barboza (27-0, 10 nocauts), de South El Monte, California, derrotó al puertorriqueño Danielito Zorrilla por decisión unánime ante un lleno total de 2,836 fanáticos en el Pechanga Resort Casino en Temecula, California. 

El octavo clasificado por la OMB en las 140 libras, prevaleció con tarjetas de 98-92, 97-93 y 97-93. 

Barboza reapareció luego de una inactividad de 11 meses de manera clásica, logrando desgastar a Zorrilla con un ataque al cuerpo consistente y derechas bien colocadas. Zorrilla (16-1, 12 nocauts), quien estaba abajo en la tarjetas, logró un empuje final en el décimo asalto. Zorrilla conectó un derechazo que hizo tambalear a Barboza, creando un momento de mucha ansiedad para el destacado peleador del Sur de California. Barboza superó la embestida, se compuso y se aferró a la victoria número 27 de su carrera.

Barboza dijo: “Estaba un poco fuera de ritmo por la inactividad. Ha sido un tiempo largo desde que estuve en el ring por última vez. No quiero a estar así de inactivo nunca más. Quiero estar peleando constantemente”.

“Estuve un poco fuera de balance cuando me conectó en el décimo asalto. No estaba lastimado. Una vez perdí el equilibrio, volví rápido a lo mío sin problemas. Mi acondicionamiento físico es clave. Mi acondicionamiento estaba en su punto”.

“Mi manejador sabe que si no podemos conseguir una oportunidad por el título mundial, sabe a quién quiero. Queremos (al excampeón ligero) Teófimo López. Es una oportunidad por el título o él”.

Por otro lado, el prospecto del peso ligero Raymond ‘Danger’ Muratalla (15-0, 12 KOs) dominó a Jair Valtierra en ocho asaltos con puntuaciones idénticas de 80-71. Muratalla, de Fontana, California, derribó a Valtierra con un gancho de izquierda en el cuarto asalto.

Muratalla conectó 133 golpes de poder contra 20 para Valtierra, pero vio terminar su racha de nueve peleas por nocaut. Presionó por el nocaut en el octavo asalto, pero el obstinado Valtierra resistió y vio la campana final.