La sorpresa no fue que las Pinkin de Corozal hayan llegado segundas en la tabla de posiciones de la temporada regular, con marca de 9-7, 27 puntos y dos victorias sobre las Criollas de Caguas.

Lo impresionante es que el equipo lo haya logrado sin contar, durante buena parte de la temporada, con dos figuras claves: la esquina Daly Santana y la central Dulce María Téllez.

Y al final, para completar, sufrieron la baja por lesión de su estelar acomodadora Raymariely Santos.

“La buena noticia es que para esta serie semifinal contra Manatí finalmente vamos a tener, en algún momento, a todo nuestro equipo”, dijo el dirigente Angel Pérez.

“El lunes recibimos la buena noticia de que, a pesar de que en un momento le habían dicho que debía someterse a una operación y no podría jugar más, luego resultó que no hay que operarla por ahora”, agregó sobre Santana.

“Ya está entrenando de nuevo, pero llevaba semana y media sin hacer nada y va a tardar un poco en volver a estar en condición de juego, pero sí esperamos que esté disponible durante la serie”.

Dulce sufrió una dolencia en la espalda que le hizo perder buena parte de la temporada, pero regresó juego de forma limitada en los últimos partidos de la temporada regular.

“La hemos llevado poco a poco, pero esperamos que su médico le dé pronto la luz verde para que pueda entrar a jugar al 100%”, agregó.

Entretanto, Raymariely, quien se lastimó un hombro en una caída, tampoco pudo jugar regularmente a fines de la temporada regular.

“Ella está mejorando y ha seguido entrenando, lo cual es bueno, pero todavía siente dolor para el saque y los pases y, de esa forma, no creo que pueda jugar en el primer juego”.

Afortunadamente, las Pinkin cuentan con la profundidad necesaria para compensar esas ausencias: Jennymar Santiago, de vasta experiencia en la liga como acomodadora, incluyendo el haber sido regular con Naranjito, sustituyó efectivamente a Raymariely, Sharlyssa de Jesús e Ivania Ortiz también remplazaron bien a Daly, y Génesis Castillo aminoró el impacto de la ausencia de Dulce María en el centro.

De otra parte, la esquina Payton Caffrey, la opuesto Brittany Abercrombie y la central Ronika Stone fueron consistentes durante toda la temporada.

La serie contra las Atenienses empieza este miércoles en la Carmen Zoraida Figueroa, el viernes será el segundo juego en Manatí y el domingo el tercero, de regreso en Corozal.

“V a ser una serie muy reñida entre dos equipos muy parecidos y muy parejos”, dijo Pérez. “Incluso dividimos 2-2 durante la temporada regular”.

“Manatí fue mejorando y terminó jugando muy bien al final, mientras que nosotros vamos a tratar de recuperar ese buen ritmo que tuvimos en la primera parte de la temporada”.