Yadier Molina volvió a registrar su nombre en los libros de récords del béisbol cuando se acreditó el out (putout) número 14,865 de su carrera, el total más alto de la historia entre los receptores.

El careta boricua de los Cardenales de San Luis se acomodó al frente en el listado durante la sexta entrada del juego de este martes contra los Piratas de Pittsburgh, al atrapar un elevado de foul que salió del bate de Ke’Bryan Hayes. 

La gesta fue anunciada en la pizarra del Busch Stadium y El Marciano, como era de esperarse, recibió una ovación, a la que respondió con un saludo.

La marca de 14,865 pertenecía al también boricua y miembro del Salón de la Fama Iván ‘Pudge’ Rodríguez durante su carrera de 21 temporadas en las Mayores.

Molina lleva 19 temporadas en las Grandes Ligas, pero ya anunció que se retirará al concluir la presente.

Un putout se define como el acto cuando un jugador defensivo completa un out, que puede ocurrir cuando toca una base para un out forzado, toca de out a un corredor, atrapa un elevado y también, en el caso de los receptores, recibe un tercer strike.