El árbitro de boxeo Roberto Ramírez, retirado recientemente luego de una larga y exitosa carrera internacional, acaba de ser nombrado a formar parte del Comité Ejecutivo de la Federación Internacional de Boxeo (FIB). 

Ramírez fue nombrado durante la última convención de la FIB, celebrada  en Los Angeles en mayo pasado. 

“Mi función va a ser la de ayudar a que la FIB tenga más presencia en América del Sur y el Caribe”, dijo Ramírez, quien trabajó como árbitro desde 1976 hasta 2021, actuando en 216 peleas de título mundial, “entre el 85 y el 90 % de ellas como árbitro y las otras como juez”. 

“La realidad es que la OMB, el CMB y la AMB dominan el mercado latinoamericano en la actualidad, pero la FIB quiere aumentar su presencia en el área, de modo que más peleadores disputen los títulos del organismo”. 

Varios peleadores boricuas han sido campeones de la FIB, desde Félix ‘Tito’ Trinidad, quien hizo 15 defensas como campeón welter, hasta José ‘Sniper’ Pedraza, quien se hizo campeón de las 130 al vencer al ruso Andrei Klimov por decisión unánime el 13 de junio de 2015 en Birmingham, Alabama. 

José Pedraza es uno de varios puertorriqueños que han sido campeones de la FIB. [suministrada]

El norteamericano Daryl Peoples preside la FIB, un  organismo con oficinas centrales en Nueva Jersey que fue fundado a mediados de los años 80 como un desprendimiento de la AMB luego de una convención de la AMB celebrada en Puerto Rico en la que Gilberto Mendoza, padre, ganó por primera vez la presidencia de ese organismo al vencer en la votación a Bobby Lee. 

Disgustado con el procedimiento, Lee abandonó una de las vicepresidencias de la AMB y fundó el nuevo organismo que dirigió hasta que tuvo que abandonarlo en desgracia luego de ser acusado de corrupción y finalmente tener que cumplir cárcel por evasión de impuestos. 

La FIB solo ha tenido presidentes norteamericanos desde entonces y Peoples, precisamente, ascendió a la presidencia en 2010 en una convención celebrada en Puerto Rico. 

El descendiente de puertorriqueños Carlos Ortiz, Jr., es actualmente el presidente de su comité de campeonatos. 

Otros organismos han tenido altos funcionarios puertorriqueños: Francisco Valcárcel preside la OMB, creada en Puerto Rico en 1988 también como un desprendimiento de la AMB, mientras que José ‘Toto’ Peñagarícano pertenece al comité ejecutivo del CMB, organismo para el cual su hijo, el abogado Gabriel Peñagarícano, fue en una ocasión su secretario general bajo el mando de José Sulaimán. 

“Ya yo he empezado a hablar con varios promotores en un interés de que hagan peleas de la FIB en Puerto Rico”, dijo Ramírez, “incluyendo a la Cotto Promotions, Bustillo y Félix’ Tutico’ Zabala”. 

Pero Ramírez dijo que está consciente de que resulta muy difícil atraer promotores ‘grandes’ a la isla, debido a la ley que colocó a la Comisión de Boxeo como parte de la ley de promotores de espectáculos, y exige que un promotor de afuera solo pueda presentar carteleras en la isla si lo hace en sociedad con una empresa local. 

“Pero Puerto Rico también tiene una ventaja, y es que las carteleras de boxeo aquí no pagan arbitrios, que es algo que no sucede en otras partes”, dijo. 

Ramírez renunció recientemente a su posición como uno de los comisionados de Puerto Rico al aceptar su cargo en la FIB. 

“La ley Muhammad Ali (de Estados Unidos) prohíbe que los comisionados formen parte también de un organismo internacional”, explicó. 

Por último, en relación con su larga carrera como árbitro, que también incluyó más de 170 peleas por títulos regionales, Ramírez dijo que “más que la cantidad de peleas, lo que me complace es que nunca en una de mis peleas un boxeador perdió la vida o sufrió lesiones graves”. 

“La verdad es que cuando eso sucede yo siento una lástima tremenda, porque sé que los boxeadores son muchachos humildes que están tratando de ganarse la vida en una profesión que es sumamente peligrosa”.