El venidero draft de la NBA se celebrará el día que se cumple exactamente una semana de la coronación de los Warriors de Golden State como los nuevos monarcas. 

El Magic de Orlando fue el gran ganador de la lotería al llevarse el primer turno, seguido por el Thunder de OKC y los Rockets de Houston. 

A diferencia de otros años, a pesar de haber mucho talento disponible, a solo días del evento, todavía no hay consenso de quién debería ser el primer turno, con varios analistas debatiendo entre tres prospectos. 

Veamos el talento disponible en el sorteo de novatos del próximo jueves.

Chet Holmgren, 20 años, 7-0, 195 libras

Lo bueno: El mejor prospecto en el lado defensivo desde Anthony Davis de entre los hombres grandes. Espectacular protegiendo el aro. Ambidiestro en el lado defensivo. Sale bien a defender al perímetro. Buen arsenal ofensivo con las herramientas para hacer muchas cosas. Juega bien con y sin la bola. Corre la cancha y sabe llenar los lanes.  Sabe leer la defensa y pasa bien. Buen tiro a distancia. Juega sin miedo, mega agresivo y competitivo. 

Lo que tiene que mejorar: Demasiado flaco y débil. Fácil sacarlo de balance. Como es tan débil, pierde la bola si choca con los cuerpos. Su cuerpo no se ve como que pueda añadir mucho peso y podría ser propenso a lesiones.

En su mejor versión: Kristaps Porzingis con más potencial defensivo. 

Peor versión: Andrei Kirilenko con mayor estatura. 

Jabari Smith, 19 años, 6-10, 210 libras

Lo bueno: El mejor hombre grande tirador en el draft. Mecánica perfecta, alta, difícil de bloquear. Usa su tiro como una verdadera arma. Mueve bien los pies en la defensa e inclusive, defiende mejor en el perímetro que en la pintura. Manos activas. Va a ser bueno defensivamente, tanto individual como en el esquema del equipo. Fuera de la cancha es inteligente, maduro, trabaja duro y tiene linaje de NBA, así que sabe qué esperar cuando llegue a la liga. 

Lo que tiene que mejorar: No crea ofensiva para sus compañeros. Tiene gríngolas. Tiene que aprender a leer la defensa. No es grandioso atacando el aro.

Mejor versión: Jaren Jackson, Jr. con más potencial ofensivo.

Peor versión: Rashard Lewis, Channing Frye.

Paolo Banchero tiene el potencial para convertirse en un arma ofensiva. [suministrada]

Paolo Banchero, 19 años, 6-10, 250 libras

Lo bueno: Fuerte por naturaleza. Potencial de ser un arma ofensiva. Vive en el mid-range. Tiene el pull up uno contra uno en automático. Gran anotador en aislamiento. Tiene la habilidad de subir a su tiro inclusive fuera de balance. Fuerte y sabe cómo usar su fuerza en ofensiva. Juega sin prisa y tiene buen arsenal en la ofensiva. La combinación de fuerza y habilidad en el mid-range lo convierten en una máquina si aprende a jugar de espaldas al canasto. Buen timing pasando el balón cuando llega el double team y tiene paciencia cuando lo cierran. 

Lo que tiene que mejorar: Aunque tiene el físico y la agilidad para ser bueno en la defensa, está fuera de posición casi todo el tiempo. Mega despistado en ese lado de la cancha. Tiene el potencial para mejorar en la defensa, pero actualmente es un problema de actitud y enfoque. Fuerza muchos tiros a corta distancia.

Mejor versión: Menos atlético Blake Griffin. Versión moderna de Glenn ‘Big Dog’ Robinson. Más ágil Julius Randle.  

Peor versión: Mejor Marcus Morris.

Jaden Ivey, 20 años, 6-4, 195 libras

Lo bueno: Atleta elite, explosivo y difícil de detener en transición por la combinación de rapidez, agilidad y brinco. One man fast break. Bien difícil mantenerlo de frente uno contra uno. Bueno recibiendo el golpe y manteniendo el balance cuando ataca la pintura. Tiene la habilidad de improvisar en el aire. No es un tirador natural, pero se ha visto una progresión desde escuela superior y ahora en sus años de NCAA. 

Lo que tiene que mejorar: No es un gran tirador ni de tres ni en el pull-up a corta distancia. No es un armador natural y no sabe leer defensas. Falla en hacer pases fáciles y fuerza demasiadas jugadas. Pierde el control físico y del balón continuamente. Defensivamente tiene que mejorar on the ball y su concentración off the ball. También se queda en demasiadas cortinas, pero tiene el talento físico para mejorar.   

Mejor versión: Si sigue mejorando su tiro a distancia: Donovan Mitchell. Markelle Fultz. 

Peor versión: Collin Sexton más explosivo.

Keegan Murray, 22 años, 6-8, 215 libras.

Lo bueno: Un jugador que es bueno en todo, con muy pocas debilidades. Excelente en transición con mucho potencial de coger el rebote y comenzar el rompimiento rápido. Es fuerte y tiene buen arsenal de tiros cuando ataca la pintura. Bueno de espaldas al canasto aunque eso no lo va a hacer mucho en la liga. Buen rebotero en ambos lados. Espectacular jugando sin la bola. Defiende bien en el perímetro y en la pintura. 

Lo que tiene que mejorar: No es el mejor creador de ofensiva en el uno contra uno ni para él ni para sus compañeros. Tiene que ser parte de un buen sistema o jugar rodeado de superestrellas. Si le pides que haga mucho se va su efectividad. No tiene necesariamente potencial de estrella. 

Mejor versión: Pascal Siakam, Loul Deng.

Peor versión: Otto Porter.

Dyson Daniels, 19 años, 6-6, 195 libras. 

Lo bueno: Una bestia defensiva en el perímetro. Grande, largo, fuerte y ágil. Su versatilidad le permite defender prácticamente cualquiera de la 1 a la 3 y algunos small ball 4. Mueve bien los pies en la defensa. Inteligente y sabe leer lo que está haciendo la ofensiva para reaccionar. Defiende bien on y off ball. Le gusta mover la bola. Toma buenas decisiones ofensivas. Sabe usar su fortaleza física para meterse en la pintura y encontrar los tiradores de las esquinas y tiene una flotadora matadora. 

Lo que tiene que mejorar: El tiro a distancia es la diferencia de que su carrera sea o un buen jugador o una estrella. Ha mejorado su mecánica, pero todavía le falta mucho en ese renglón. Si no mejora el tiro, su valor en la ofensiva (ataques de pintura y buen basketball IQ), se pierden prácticamente por completo. 

Mejor versión: Lonzo Ball. Más pequeño Ben Simmons.

Peor versión: Alex Caruso.

Shaedon Sharpe, 19 años, 6-6, 175 libras

Lo bueno: Un atleta nuclear y natural. Explosivo con o sin la bola. Corre rápido y brinca alto y su capacidad atlética es funcional en cancha. Creativo en el aire. Bien difícil de detener en transición ya sea con la bola o llenando los lanes. Siempre es una amenaza de puente aéreo. Aunque un poco inconsistente, buen tiro a distancia y buena mecánica para conseguir su tiro de múltiples maneras. Es creativo y tiene la habilidad de crear su propio tiro a distancia.  

Lo que tiene que mejorar: No se ha medido contra competencia real en mucho tiempo. Aunque estaba en la universidad de Kentucky, no jugó esta temporada porque no estaba elegible al comienzo y luego decidió no jugar. No lo vemos contra competencia real en más de un año. En escuela superior abusaba por sus ventajas físicas, pero, ¿se traducen contra mayor competencia? Su intensidad sube y baja y mucha gente se cuestiona si tiene el motor para ser una estrella. Su juego todavía es inmaduro en ambos lados de la cancha.  

Mejor versión: Andrew Wiggins.

Peor versión: Gerald Green.

Benedict Mathurin, 20 años, 6-5, 205 libras

Lo bueno: Un megatirador con la habilidad de ser espectacular en el catch and shoot o saliendo de cortinas y ha mejorado off the drible. Su mecánica es cómoda y rápida. Si juega con una superestrella que sea creador de ofensiva primario, su valor se multiplica. Super buen atleta. Rápido y explosivo. Corre bien la cancha. Sabe jugar sin la bola, llenando los lanes o cortando en la media cancha. No es un creador natural, pero ha ido desarrollando buen IQ y puede terminar siendo un buen creador secundario o terciario. Un verdadero competidor en cancha. 

Lo que tiene que mejorar: No es el mejor creando ofensiva en el uno contra uno. Por ahora depende del sistema u otras estrellas que creen para él. No proyecta como un creador de ofensiva primario. Aunque tiene las herramientas físicas para ser un buen jugador defensivo, hasta este punto no ha demostrado ser un lockdown defender. No malo, pero no tan bueno como sus habilidades físicas le permiten ser en la defensa. Puede que la carga ofensiva haya afectado su intensidad defensiva. 

Mejor versión: JR Smith con más intelecto. Jason Richardson. 

Peor versión: Tim Hardway, Jr. Terrence Ross.

AJ Griffin es posiblemente el mejor tirador entre los canasteros elegibles para el sorteo de este año. [suministrada]

AJ Griffin, 18 años, 6-6, 222 libras

Lo bueno: El prototipo perfecto del alero en el baloncesto moderno. Un megatirador, posiblemente el mejor del draft, con versatilidad para tirar spot up, off the dribble o saliendo de cortinas. No tiene el release perfecto, pero es megafuncional. Inteligente, hijo de un exjugador veterano de la NBA, y se le nota. Sabe jugar sin la bola y corta bien en media cancha. Sabe leer el juego y toma buenas decisiones. Es un tronco físico. Choca con la defensa y mantiene el balance. Podría ser un megaatleta, pero las lesiones no le han permitido llegar a su potencial físico. Tiene potencial de estrella si se mantiene saludable y se sigue desarrollando. 

Lo que tiene que mejorar: Ha tenido serios problemas con lesiones en su carrera en ambos la rodilla y el tobillo desde escuela superior. Las lesiones han atrasado un poco su desarrollo y son una preocupación real para varios equipos. Los análisis médicos van a ser bien importantes para los equipos pre-draft. Si las lesiones le roban agilidad y habilidad atlética, su carrera cambia completamente y se vuelve solo un spot up shooter. Tiene potencial defensivo, pero en ocasiones se ve medio trinco/tieso. A veces es muy pasivo en la ofensiva, conformándose con ser uno más cuando podría dominar.  

Mejor versión: Desmond Bane más alto. Jaylen Brown con mejor tiro. 

Peor versión: Saddiq Bey, Gary Trent. Si las lesiones lo liquidan, un spot up shooter sin movilidad. 

Jalen Duren, 18 años, 6-10, 230 libras

Lo bueno: Un verdadero espécimen físico. Desde el día 1 en la NBA se puede imponer físicamente y su transición en ese renglón va a ser sencilla. Combinación de fuerza, agilidad y coordinación. Defensivamente es una verdadera presencia que se deja sentir en la pintura en todo momento. Una máquina de rebotes en ambos lados de la cancha. Gran motor. Juega con intensidad y fuerza. Mueve bien los pies defendiendo en espacio; saliendo al perímetro. Ofensivamente su fuerza y habilidad atlética se sienten en cancha. Una amenaza eterna para el puente aéreo en fast break o en media cancha. Si está cerca del canasto lo trata de donquear todo. Pasa bien y es bueno leyendo las defensas. Su tiempo con Penny en Memphis le ayudó mucho a desarrollar basketball IQ. Buena jumpa corta y desarrollando distancia poco a poco.

Lo que tiene que mejorar: Por ahora es fuerza y agresividad sin mucha finura en su juego. Tiene que jugar con un poco más de calma, pero eso se aprende en el proceso. Comete muchos errores cuando se trata de salir de su rol y hacer cosas de más. Superjoven, así que todavía está aprendiendo a jugar. 

Mejor versión: Deandre Jordan. 

Peor versión: Clint Capela.

De la República Dominicana

El dominicano Jean Montero decidió tirar su nombre en el draft y múltiples fuentes lo proyectan como una posible selección de finales de la primera ronda o comienzos de la segunda. El jugador de perímetro de 6-2 tomó una ruta irregular al unirse hace un año a la nueva liga Overtime Elite luego de jugar en la Liga ACB con Gran Canaria. Montero es un gran manejador del balón con la habilidad de anotar de múltiples maneras y ha atraído comparaciones favorables con Dennis Schröder.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*
*