El cubano Robeisy Ramírez, dos veces campeón olímpico, enfrentará la que despunta como la gran prueba de su carrera, cuando se enfrente este sábado, en el teatro del Madison Square Garden, al puertorriqueño de ascendencia dominicana Abraham Nova, en un atractivo encuentro del peso pluma que será transmitido por ESPN. 

La pelea será por el vacante cetro Global de la Organización Mundial de Boxeo (OMB). 

Ambos peleadores están ligados a la empresa Top Rank, y ambicionan un combate titular por el cetro de la OMB con el mexicano Emanuel ‘Vaquero’ Navarrete, también ligado a la compañía. 

Entrenado por el cubano Ismael Salas en Las Vegas y con marca de 9-1 y cinco nocauts, el zurdo Ramírez, de 28 años y 5-5 de estatura, es un favorito 4-1 según las casas de apuestas, a pesar de que Nova, también de 28 años y 5-9 de estatura, es un cotizado clasificado mundial que se encuentra invicto con  marca de 21-0 y 15. 

Como profesional, Robeisy tuvo su triunfo más importante en su penúltima pelea, cuando derrotó por decisión unánime al zurdo boricua Orlandito González, entonces con marca de 17-0 y 10. 

Nova, nacido en Carolina de padres dominicanos y radicado en Albany, Nueva York, viene de ganarle por nocaut en ocho asaltos al dominicano William Encarnación, entonces con marca de 19-1 y 15. 

“Había estado tratando de pelear por un título mundial en las 130 libras, pero no he tenido la oportunidad. Entonces, decidí bajar a las 126 libras y ver si podía hacer una campaña en ese peso. Quería la pelea con Navarrete, pero supongo que él no quería la pelea, así que Robeisy fue el siguiente en la fila. Siento que una victoria sobre él me posiciona hacia una oportunidad al campeonato mundial”, dijo Nova en la conferencia de prensa final del jueves. 

“Siento que me están subestimando. La gente todavía no ha visto lo mejor de mí. En mis peleas quizá cometo errores, pero siempre los arreglo. Ustedes van a ver a un ‘Supernova’ totalmente mejor este sábado por la noche. Se los prometo”.

“Siempre hacemos lo mismo, pero en el campo de entrenamiento hice muchos ajustes”, agregó. “Mi rival es zurdo. Soy diestro. Entonces, tuve que conseguir sparrings zurdos y cada semana teníamos nuevos sparrings. Tenemos un gran plan de pelea y estoy listo para ejecutarlo este sábado por la noche”. 

“Mi nivel aumenta con la calidad del rival que tengo frente a mí”, dijo Robeisy, por su parte. “Entonces, creo que mi crecimiento se debe a que he aumentado el nivel de mi oposición y porque hemos estado mejorando nuestro trabajo, tanto mental como físicamente”. 

“Decidimos tomar esta pelea porque nos posicionaría hacia una oportunidad al título mundial. Todos sabemos quién es Abraham. Todos sabemos el récord que tiene. Entonces, una victoria nos pone a un paso de pelear por el título mundial. Este es el paso que queríamos dar y la pelea que estábamos buscando. No estábamos esperando a que se diera otra pelea que no fuera esta”. 

“No hicimos ningún ajuste. Hicimos un campo de entrenamiento para una pelea igual que otra”, agregó. “A fin de cuentas, tiene dos brazos y estará boxeando. Por lo tanto, hay que estar bien preparados físicamente y salir a trabajar”.

El combate estelar de la cartelera será un choque unificatorio del peso semicompleto entre el ruso radicado en Canadá, Artur Berteviev, campeón de la FIB y el CMB, y el neoyorquino Joe Smith, Jr. (28-3 y 22), monarca de la OMB.