El canastero Jhivvan Jackson expresó el domingo las razones que lo llevaron a decidir jugar con la escuadra nacional panameña por encima del Equipo Nacional boricua, en cuyo programa nacional participó en sus categorías menores.

Jackson, hijo del exjugador de la selección panameña Leroy Jackson y de Yanira Meléndez, hija del legendario dirigente boricua Flor Meléndez, de esta manera pasará a jugar para el equipo que dirige su abuelo.

“A toda la fanaticada del baloncesto de Puerto Rico les quiero comunicar, por este medio, que he decidido representar a la Selección Nacional de Panamá en los eventos internacionales de FIBA (Federación Internacional de Baloncesto)”, expresó Jackson en declaraciones escritas enviadas a los medios de comunicación.

“Soy hijo de madre puertorriqueña y de padre panameño. Ambos me han inculcado el amor a mis raíces, tanto puertorriqueñas como panameñas. He podido, durante mi vida, enriquecerme de ambas culturas que me han hecho una mejor persona. Por lo que esta decisión, que sé marcará mi vida y mi carrera, ha sido muy difícil para mí.

Vengo de una familia del baloncesto, por lo que este deporte es mi vida. He aprendido de mi familia el

respeto a las instituciones que dirigen este deporte. Por tal razón, ya le he informado a la Federación

Puertorriqueña de Baloncesto, a través de una carta a su presidente el Lcdo. Yum Ramos, mi decisión,

acompañada de mi agradecimiento por la oportunidad brindada. De igual forma, le expresé mi deseo de

que me permita estar donde entiendo será lo mejor para mi carrera profesional, por lo que en dicha carta hago mi solicitud formal para el cambio de ciudadanía deportiva debido a que jugué en la Selección de Puerto Rico U-17, en el Centrobasket 2015 y Campeonato FIBA U-18 en el 2016, momento en que mis padres firmaron los documentos requeridos para mi participación en dicho torneo.

Por último, quiero agradecer a mi familia puertorriqueña por su compresión y por su apoyo incondicional, que siempre me ha brindado a lo largo de mi carrera y más en estos momentos”.

El domingo, Flor Meléndez defendió la decisión de su nieto en unas expresiones que publicó el domingo en su cuenta de la red social Twitter como respuesta a algunos comentarios en contra de parte de un sector de la fanaticada.

“Jhivvan espero mucho tiempo y no lo consideraron por qué se va a cortar su carrera como ha pasado con muchos si tiene oportunidad en otro sitio, cuantas veces yo he tenido que emigrar a dirigir afuera, esto no es patriotismo es poder sobrevivir a los golpes que tú no quieres”, escribió Meléndez.

“Gracias a Dios que tiene esa oportunidad y puede seguir creciendo en lo que el escogió como su carrera profesional, por eso y por que es mi sangre lo voy a respaldar por encima de todo, por que si no puede en PR el tiene que seguir su carrera y no rendirse”, agregó.