El jamaqueón grande de la agencia libre llegó varias horas antes de la hora de arranque de las negociaciones cuando el futuro miembro del Salón de la Fama, Kevin Durant, solicitó un cambio de los Nets de Brooklyn, según múltiples fuentes. 

El gerente general de los Nets, Sean Marks, está trabajando con Durant y su grupo para encontrar un cambio que deje a gusto a ambas partes. 

A diferencia de estrellas pidiendo cambios en años recientes—como Anthony Davis—, Durant está firmado por cuatro años adicionales, lo cual deja en las manos de la gerencia trabajar de buena fe y enviarlo a un lugar deseado. Cuando la situación de Davis, quien se encontraba en su último año de contrato con los Pelicans de New Orleans, su agente se dedicó en llamar y amenazar a los equipos con el mensaje de que si cambiaban por él, lo perderían en un año. Ese no es el caso con KD. 

Se espera que los Nets reciban una de las colecciones de bienes más grandes en un cambio en la historia de la liga. 

Los Suns de Phoenix y el Heat de Miami se encuentran entre los equipos que Durant tiene en su lista de destinos predilectos, pero los Nets planifican mover a Durant donde puedan obtener el mejor cambio posible. 

Durant y Kyrie Irving no tuvieron contacto con los Nets después de que Irving optó por un año más de contrato con el equipo el lunes, y existía una sensación de inevitabilidad de que Durant eventualmente solicitaría un cambio, según ESPN. 

Según reportes, es muy probable que Kyrie también sea cambiado.

Los Nets fueron barridos por los Celtics en la primera ronda de la postemporada.

Durant promedió 29.9 puntos, 7.4 rebotes y 6.4 asistencias esta temporada, pero vio acción en solo 55 juegos durante la temporada regular por una lesión en el MCL.