Por segundos Juegos Olímpicos seguidos, tanto las competencias de boxeo de los Juegos de 2024 en París, como sus clasificatorios previos, van a correr por cuenta del propio Comité Olímpico Internacional (COI), y no por la Asociación Internacional de Boxeo (AIB). 

En una comunicación emitida este viernes, al hacer el anuncio, el organismo explicó que nuevamente la AIB actuó indebidamente en torno a asuntos de gobernanza dentro de la propia organización. 

Esta vez, el COI entendió que la AIB había actuado indebidamente a declarar inelegible a Boris van der Vors en la reciente elección presidencial. 

Al apelar el caso ante la Corte de Arbitraje Deportivo, esta decidió que Van der Vors debió ser elegible, puesto que el argumento que se usaba en su contra —el haber iniciado antes de tiempo su campaña eleccionaria— era algo que habían hecho todos los demás candidatos también. 

Otros cuatro candidatos fueron declarados inelegibles, pero ninguno apeló, para la elección celebrada el mes pasado en Estambul, en la que el incumbente Umar Kremlev resultó reelecto. 

Se anticipa que, al igual que para el pasado ciclo olímpico, el COI nombre un comité especial formado por líderes de otros deportes para supervisar el boxeo, incluyendo el nombramiento de los oficiales. 

El COI había suspendido anteriormente a la AIB por casos de corrupción y malos manejos del organismo.