El reinado del australiano de ascendencia griega, George Kambosos, Jr., concluyó en su primera defensa. 

Kambosos, quien había saltado a la fama gracias a su victoria titular sobre Teófimo López en noviembre del 2021, cayó por cómoda decisión unánime ante Devin Haney en un encuentro en el que estuvieron en juego los cetros del peso ligero de los cuatro organismos principales. 

Celebrado el domingo (hora de Australia) ante unos 40,000 espectadores en el Marvel Stadium de Melbourne, Haney mejoró su marca a 28-0 con 15 nocauts al utilizar su movilidad y su jab insistente para neutralizar durante todo el combate a Kambosos, quien quedó en 20-1 y 10. 

“Me sentí muy cómodo”, dijo el habilidoso Haney luego de la pelea. “Le gané sencillamente manteniéndome dentro de mi plan. En gran medida hice una pelea inteligente y logré anular sus fortalezas, peleándole de dos maneras: él quería conectarme su recto de derecha y su gancho de izquierda, y no pudo conectarme con ninguno”. 

“Hizo una pelea inteligente”, coincidió Kambosos, por su parte. 

Las tarjetas fueron 116-112, 116-112 y 118-110 a favor de Haney. 

Entretanto, el sábado, en el Armory de Minneapolis, el cubano David Morrell (7-0 y seis) noqueó en el cuarto episodio a Kalvin Henderson (15-2-1 y 11) para retener su cetro supermediano ‘regular’ de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB). 

El zurdo Morrell abrumó a su rival con sus golpes durante los primeros tres asaltos hasta que el árbitro puertorriqueño Luis Pabón detuvo la acción a los 2:35 minutos del cuarto episodio. 

En el mismo programa, el campeón supergallo del CMB y la OMB, Stephen Fulton, retuvo sus coronas al derrotar por amplia decisión unánime al excampeón mexicano Daniel Román.

Ahora con marca de 21-0 y ocho, Fulton dominó por tarjetas de 120-108, 120-108 y 119-109 a Román, quien quedó en 29-4-1 y 10. 

Por otro lado, en Cardiff, Gales, el ídolo local Joe Cordina (15-0 y nueve) noqueó de un solo derechazo a la mandíbula en el segundo episodio al japonés Kenishi Ogawa (26-2-1 y 18) para ganar el cetro junior ligero de la FIB.

La pelea terminó al minuto con 15 segundos del asalto.