Las Criollas de Caguas y las Valencianas de Juncos intercambiaron este miércoles centrales de reserva, cuando Caguas adquirió a Alba Hernández en un trueque por Paola Rivera. 

Hernández, quien ha sido miembro de la Selección Nacional, perdió su posición como regular con Juncos cuando el equipo reclutó a la refuerzo Shelly Stafford, también central, luego de comenzada la temporada, cuando la esquina y opuesto dominicana Prisilla Rivera no consiguió la visa de trabajo. 

Stafford se unió a Taylor Sandbothe como las dos centrales del equipo. 

Entretanto, Paola, quien antes había jugado como regular en Naranjito, actuaba en Caguas como reserva de las centrales Neira Ortiz y Diana Reyes. 

“No hubo ningún problema con Alba”, dijo Samuel Concepción, apoderado de las Valencianas, “es solo que los equipos estamos haciendo ajustes a mediados de la temporada, bregando incluso con el tope salarial, porque solo tenemos hasta que el último equipo haga su noveno juego para poder cambiar a las jugadoras nativas”. 

Naranjito (1-5), que jugaba este miércoles contra Caguas su séptimo partido, tiene señalado su noveno para el jueves 23 de junio ante Corozal. 

Con marca de 3-5 y nueve puntos, Juncos recibe este jueves a las Atenienses de Manatí en la Rafael G. Amalbert. 

“Todo el mundo sabe que estamos buscando una esquina como refuerzo, en sustitución de Prisilla”, dijo Concepción, “una esquina que sea terminal y ayude con el pase”. 

“Cuando llegue el momento, dependiendo de quién esté jugando mejor, decidiremos con quién nos quedamos, entre Shelly y Sandbothe”. 

El equipo entonces utilizaría como la otra central regular ya sea a Paola o a Ivonessa García, explicó.