El gimnasio Cheo Aponte Torres, de Caguas, consiguió la mayor cantidad de victorias en las finales del sábado, culminando un programa de tres carteleras en el primer Puerto Rico International Tournament, celebrado en el coliseo Antonio R. Barceló de Toa Baja. 

En la extensa jornada sabatina, la tercera del evento, se celebraron más de 20 combates oficiales y tres de exhibición a partir de la 1:00 p.m., peleándose en las edades de los 13-14, 17-18 y 19 años y más. 

El Cheo Aponte obtuvo cuatro campeonatos con Juanma López, Jr. (17-18 años, 105 libras); William Colón (17-18, 125); Carlitos de León (17-18, 132), y Eliezer Brito (17-18, 165). 

Alexander Santana (19+ años, 125), quedó subcampeón al perder por detención del combate en el tercer asalto ante el prospecto boricua radicado en Nueva Jersey, Keith Colón. Además, el gimnasio cagüeño se anotó otro campeonato en la primera fecha de la competencia, con Raúl Sosa en las 126 libras en la categoría de 15-16 años.

Entre los pasados o presentes campeones nacionales que estuvieron activos y cosecharon victorias se encontraron la profesional  y pasada medallista Centroamericana, Stephanie Piñeiro, quien venció por decisión dividida 4-1 a la canadiense Sara Kali; Jean Pagán, de Parcelas Falú (119 libras, 19+ años) y Angel Llanos (17-18 años, 156), del Club Diamante. 

De León, hijo del entrenador del Albergue Olímpico Carlos de León, venció en la final a Christian Ortiz, de Nueva Jersey, y fue premiado como el boxeador más destacado del torneo. 

Para el alcalde de Toa Baja, Bernardo ‘Betito’ Márquez, el evento, que fue organizado por el Departamento de Recreación y Deportes y la Federación Puertorriqueña de Boxeo representa una muestra de su empeño en revitalizar la presencia deportiva de primer orden de su municipio, el cual en determinado contó con las Llaneras de Toa Baja, una de las franquicias más exitosas del voleibol femenino, que ganó campeonatos en 1999 y 2009. 

Después de regresar a la liga en 2019, con el traslado de la franquicia de Ponce, el equipo se mudó a San Juan para la temporada de 2021, convertido en las Sanjuaneras de la Capital. 

“Mi meta es que Toa Baja tenga franquicias de nivel superior, tanto en el voleibol masculino y femenino, como en el baloncesto”, dijo el alcalde, quien presenció la cartelera. “Pero mi interés es en hacer alianzas para atraer esos equipos”.

“Cuando tomé el municipio de Toa Baja (en 2017, al ser electo luego de la salida de Aníbal Vega Borges), la situación económica del municipio era tal que no podía pensarse en apoyar económicamente a ninguna franquicia, y por eso el acuerdo al que llegamos con el ingeniero Marcos Martínez (apoderado de las nuevas Llaneras) fue el de cederle el coliseo para que él lo usara como quisiera y, a cambio, le hizo unas mejoras”. 

“Pero lo entendí perfectamente cuando él se llevó el equipo a San Juan cuando le estaban ofreciendo su respaldo económico”. 

“Pero nosotros nos estamos moviendo y nuestra intención es volver a tener un equipo, tal vez no a corto plazo, pero sí para dentro de dos años”. 

El principal encargado de fomentar eso lo es el veterano coach de voleibol David Alemán, quien es el que dirige el reconocido programa municipal Avoli, iniciado por la legendaria apoderada de las Llaneras, Zulma Vega de Raíces. 

Avoli tiene un programa de desarrollo de jugadoras que lleva años y que, según recuerda el alcalde, “fue el que propició el éxito de aquellas Llaneras, porque muchas de sus jugadoras venían de allí”. 

“Y por eso es tan importante volver a tener una franquicia de voleibol femenino: porque le sirve de meta a las muchachas que quieren desarrollarse en ese deporte”.