En su última pelea, cuando ganó el título minimosca de la  Organización Mundial de Boxeo (OMB) al vencer por decisión unánime al mexicano Elwin ‘Pulga’ Soto, el cagüeño Jonathan ‘Bomba’ González desplegó todos sus recursos boxísticos, además de una respetable pegada, para dominar la pelea. 

Pero su padre y coentrenador, Luis González, espera que Jonathan haga una pelea diametralmente distinta este viernes en el Osceola Heritage Park de Kissimmee, cuando tenga su primera defensa ante el filipino Mark Anthony Barriga (11-1 y dos nocauts). 

“Esta vez Jonathan va a hacer una pelea cuerpo a cuerpo”, aseguró Luis, quien secundará en la esquina de su hijo al entrenador cidreño Luis Espada. 

“Con la Pulga no podía hacer eso, porque aquel era más fuerte y la estrategia era boxearle, y también para llegar con gasolina hasta el final”. 

“Pero estoy seguro de que Bomba es mucho más fuerte que Barriga, y se va a ver mucho más grande que él encima del ring”. 

Aunque ambos son zurdos, y, oficialmente, ambos miden 5-2, González padre cree que Bomba es un poco más alto. 

“Y Barriga en realidad ha sido un 105 libras”, agregó sobre el retador, olímpico de 2012, que, en su única derrota, en diciembre de 2018, perdió por decisión dividida ante el mexicano Carlos Licona al disputar el cetro mínimo del CMB en Los Angeles. 

Por otro lado, Bomba, con marca de 25-3-1 y 14, bajó a las 108 libras luego de haber disputado incluso el cetro mundial de las 112 libras. 

“Cuando él mejor ha estado es cuando ha estado pesando 126 a 128 libras en los entrenamientos”, dijo su padre, ”y esta vez es lo que pesaba… y lo que esperamos que pese en la noche de la pelea”. 

El entrenador le restó importancia al hecho de que Bomba se excedió por unos cuantos gramos a la hora el pesaje. 

“Sencillamente él estaba en el peso en la pesa en que estuvimos pesándonos todo el tiempo, y nos sorprendió que pesara más en el pesaje”, dijo. “Pero a la media hora regresó e hizo el peso”.

Aparte de eso, Jonathan hizo el mismo tipo de entrenamiento que ha hecho toda su vida, a pesar de que esta vez a menudo tuvo que viajar temprano en la mañana junto a su padre a Cidra para empezar a entrenar a las 8:00 a.m. 

“El entrena a esa hora para después poder descansar todo el día”, dijo. “Luego, en la tarde, se ejercita en el gimnasio y hace las pesas y temprano en la noche hace su carrera. De este modo tiene descansos más largos”. 

Y en el gimnasio de boxeo, Bomba y su padre nunca han buscado guanteos especializados. 

“El guantea con quien quiera pelear con él: grande, pequeño, zurdo, derecho”, dijo. “Con quien quiera guantear con él”. 

“Es lo mejor, porque uno nunca sabe si le van a cambiar el rival antes de la pelea”. 

La pelea estelarizará la cartelera de la compañía Pro Box, que la transmitirá por su propia plataforma de streaming, ProBoxTV, la cual tiene un costo mensual de $1.99. 

Todos los jueces del combate titular son de la Florida, incluyendo al árbitro Samuel Burgos.