Jonathan ‘Bomba’ González ya tiene debidamente organizada su agenda para lo que resta del año. 

El zurdo cagüeño, con marca de 25-3-1 y 14 nocauts, tiene señalada su primera defensa como campeón minimosca de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) para este viernes en Kissimmee en una cartelera que presentarán en sociedad las empresas All Star Boxing, a la cual está ligado promocionalmente, y Pro Box

Ahí se enfrentará al filipino Mark Anthony Barriga (11-1 y dos), también zurdo, un exolímpico que sufrió su única derrota al caer por decisión dividida ante el mexicano Carlos Licona en 2018 al discutir el vacante cetro mínimo de la FIB. 

“Yo firmé dos peleas”, dijo González, de 30 años, quien defenderá por primera vez el cetro que le arrebató al mexicano Elwin Soto en octubre pasado. 

“Primero hay que ganar esta, que debe ser una pelea interesante, y ya la próxima posiblemente sería en Japón”. 

“Estoy muy agradecido con la OMB que me ha permitido hacer dos defensas opcionales antes de ir a la mandatoria”, agregó. 

Pero Bomba, quien entrena con su padre, Luis González, y Luis Espada, mayormente en el gimnasio de Cidra que dirige el segundo, no cree que vaya a permanecer mucho tiempo más en las 108 libras. 

“Después de la segunda pelea, pase lo que pase, creo que me voy a ir a las 112 libras”, dijo. 

De hecho, Bomba bajó a las 108 luego de combatir por el cetro mosca de la OMB con el japonés Kosei Tanaka en Japón, cayendo en siete asaltos en 2019. 

Hacía poco, Bomba había hablado de la posibilidad de hacer una pelea unificatoria en las 108, pero eso no está ya en los planes. 

“Es que no es negocio para mí”, dijo. “Se está ofreciendo muy poco por una pelea con Hiroto Kyogushi (el campeón de la AMB) en Japón, y no vale la pena”. 

Pero antes que todo, Bomba está concentrándose por completo en Barriga, quien representó a su país en las Olimpiadas de 2012 celebradas en Londres.

“Es un peleador al que le gusta moverse, pero yo estoy preparándome para todo”, dijo González, quien ha recibido ayuda en sus entrenamientos de parte del excampeón mundial Román ’Rocky’ Martínez, quien ahora se destaca como entrenador en el gimnasio de Dorado. 

“Estoy preparándome para pelear con zurdos, con derechos, contra alguien que boxee o ataque”, agregó. “La forma en que yo entreno es buscando a compañeros de guanteo que tengan un estilo parecido al de mi rival, pero no pienso en los defectos que haya visto en sus peleas anteriores”. 

“Un peleador joven que va subiendo, si tiene errores, los va corrigiendo”. 

Bomba se encuentra en Kissimmee desde el domingo con su grupo de trabajo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*
*