Llegamos a los últimos cuatro equipos en la NBA, y el que diga que estos son los equipos que tenía a comienzos de temporada está mintiendo. 

Los cuatro equipos favoritos al campeonato en las apuestas de Las Vegas a comienzos de temporada verán el resto de la postemporada desde sus muebles por una variedad de razones. Lesiones: Bucks y Nets, colapso: Suns; y desastres administrativos: Lakers. 

Ahora quedan cuatro equipos que encontraron el mejor baloncesto en el momento indicado y se prestan a batallar en las finales de Conferencia. 

Veamos lo más interesante de los cruces.

Steph Curry y Luka Doncic son las dos principales figuras de la serie de campeonato en la Conferencia del Oeste. [suministrada]

Mavericks de Dallas vs. Warriors de Golden State:

Estos playoffs serán recordados en gran medida como el momento en que Luka Doncic se convirtió en una de las caras de la liga por la próxima década. Luka ha tenido una postemporada histórica con un promedio de 33 puntos, 10 rebotes y siete asistencias, y en el proceso, eliminó al que fue el mejor equipo en la temporada regular, los Suns de Phoenix, mientras abusó de la defensa de Mikal Bridges, quien llegó segundo en votos para el premio de Jugador Defensa del Año. 

Los Warriors no tienen a nadie que se aproxime a las habilidades defensivas de perímetro de Bridges, lo cual convierte a Luka en una bomba atómica ante la defensa de Golden State, que fuera de Draymond Green no cuenta con un stopper

Por otra parte, la defensa de Dallas fue la tercera mejor desde el mes de enero y detuvo a los Suns como nadie pudo en la temporada regular. 

Sin embargo, la ofensiva de los Warriors brilla por su carácter impredecible.

La naturaleza metódica de la ofensiva de los Suns la convertía en una un poco más fácil de contrarrestar con ajustes, que se unió a la falta de una superestrella del nivel de Luka para convertirlo en una combinación ganadora. Los Warriors presentan un doble problema en ese sentido. En primer lugar el llamado free flowing offense, basado en leer y reaccionar a la defensa es mucho más complicado para crear esquemas defensivos, y, a diferencia de los Suns, tienen un jugador en Steph Curry, que en el peor de los casos, puede crear su propia ofensiva y obligar a la defensa a hacer ajustes constantes.

Luka anda en una racha imparable, y los Warriors no han lucido realmente dominantes en las primeras dos rondas, pero la veteranía de GS, la ventaja local y la falta de una segunda voz ofensiva en Dallas— aunque Jalen Brunson ha hecho un excelente trabajo en ese papel—, deben hacer de esta una serie reñida. 

Celtics de Boston vs. Heat de Miami: 

La batalla de dos de las mejores defensas en la liga se dará en la Conferencia del Este. El listado de jugadores en este cruce está repleto de candidatos a los Equipos Todo Defensa: Marcus Smart, ganador del premio de Jugador Defensa del Año; Bam Adebayo, Jayson Tatum, Jimmy Butler, Robert Williams y PJ Tucker, entre otros. Butler y Tatum son dos de tres jugadores, el otro siendo Luka, que promedian más de 25 puntos, cinco rebotes y cinco asistencias en la postemporada. 

Lamentablemente, las lesiones pueden tomar un papel protagónico en la serie. La gran adquisición de verano del Heat, Kyle Lowry, ha perdido gran parte de los playoffs con dolencias en el tendón de corva, y ya se anunció su ausencia para el primer juego de la serie. Por los Celtics, ambos Smart y Robert Williams, los dos pilares de la defensa, están batallando con dolencias en el pie y rodilla, respectivamente y están dudosos para el primer juego. El Heat es un equipo más profundo, pero los Celtics poseen más versatilidad para mutar su estilo de juego, y luego de una batalla campal contra el Greek Freak, cualquier serie se debe sentir al menos un tanto más relax.