El descendiente de puertorriqueños Jamaine Ortiz consiguió la victoria más importante de su carrera en la noche del sábado, cuando derrotó por decisión unánime al excampeón mundial junior ligero Jamel Herring como parte de la cartelera presentada por la empresa Top Rank en el Resorts World de Las Vegas.

De padre puertorriqueño y madre dominicana, Jamaine, de 26 años y natural de Worcester, Massachusetts, se impuso por tarjetas de 96-94, 97-93 y 97-93 para mejorar su marca a 16-0-1 con ocho nocauts.

Herring, quien perdió su cetro junior ligero de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) en octubre pasado ante Shakur Stevenson y debutaba en las 135 libras, quedó en 23-4 y 11.

La pelea se desarrolló parejamente en los primeros episodios, con múltiples choques de cabeza, pero Ortiz, quien era un ligero favorito en las apuestas, más rápido, dominó los episodios finales.

“Todavía tengo mucho trabajo por hacer.  Solo estoy creciendo y yendo al ritmo que voy”, dijo Ortiz luego del encuentro. “Debo aprender rápido. Tengo que arreglar las cosas un poco. No tengo miedo a los desafíos, y estoy aquí para demostrar que soy el mejor para mí mismo, no para nadie más”.

“Siento que podría haberlo hecho mucho mejor, mucho más limpio. Soy duro conmigo mismo. Siempre voy a ser duro conmigo mismo. Mucho respeto a un excampeón mundial. Ese fue un logro que quiero lograr en mi  carrera”.

Herring fue franco: “Tuvo un mejor rendimiento. Yo no estaba cansado ni nada. Simplemente me ganó. Jamaine fue el mejor hombre. Tal vez esto sea todo”, concluyó anticipando que podría haber sido el último combate de su carrera.

De otro lado, la división de peso mediano tiene oficialmente un nuevo protagonista en escena.  

En la pelea estelar del programa, el kazajo Janibek Alimkhanuly conquistó el cetro mediano interino de la OMB al noquear en el segundo episodio al británico  Danny Dignum.

Janibek mejoró a 12-0 y ocho y Dignum quedó en 14-1-1 y ocho.