El junior ligero puertorriqueño Luis Meléndez encara este sábado la pelea más importante de su carrera. 

Con marca de 17-1 y 13 nocauts, el bayamonés de 24 años de edad, radicado en la Florida, estará haciendo su primera pelea a 10 asaltos cuando se enfrente al zurdo mexicano Eduardo Ramírez (26-3-2 y 12), en la pelea que abrirá la transmisión de Showtime pay-per-view de la cartelera del Barclays Center de Brooklyn que será estelarizada por las defensas del campeón ligero de la AMB, Gervonta Davis (26-0 y 24) ante el cubano Rolando ‘Rolly’ Romero (14-0 y 12), y del cubano Erislandy Lara (28-3-3 y 16), monarca mediano de la AMB, ante el irlandés Gary O’Sullivan (31-4 y 21). 

“Yo hice toda mi carrera aficionada en Puerto Rico”, dijo Meléndez, quien aventaja a Ramírez en estatura 5-9 a 5-6, “y entrenaba en el gimnasio Monterrey, de Bayamón, con Emilio Lozada”. 

Fue una carrera aficionada exitosa en la que hizo 170 peleas y varias veces ganó el campeonato nacional y representó a la isla en competencias internacionales. 

“Pero hace cinco años vine a vivir en la Florida, sencillamente por cosas de la vida, porque yo no hubiera querido irme de la isla”. 

En la Florida, firmó desde el primer momento con el promotor y manejador cubano Henry Rivalta, de la compañía Rivalta Boxing, quien también dirige ahora al cotizado supermediano boricua Luis Rodríguez. 

Curiosamente, Meléndez sufrió la única derrota de su carrera en la única pelea que ha hecho en Puerto Rico como profesional: una por decisión dividida en cuatro asaltos ante Elliot de Jesús el primero de septiembre de 2018 en el Sheraton Puerto Rico Hotel and Casino en una cartelera estelarizada por Jeyvier Cintrón. 

Luego Luis ha hecho siete pelas en Colombia y una en la República Dominicana y las demás en la Florida, excepto la última, cuando derrotó por decisión unánime en ocho episodios a Thomas Mattice (17-2-1 y 13) el 5 de noviembre de 2021 en el Virgin Hotels de Las Vegas en una cartelera estelarizada por la campeona junior ligero Mikaela Mayer. 

“Pero ahora acabamos de firmar un contrato de tres peleas con la Premier Boxing Champions (PBC)”, dijo Rivalta, aludiendo a la poderosa empresa ligada a Al Haymon que presenta sus programas por Showtime y FOX.

“Esta va a ser la primera”. 

No se supone que sea una pelea fácil, sin embargo. 

“De hecho”, dijo Rivalta, “las apuestas tienen de favorito a Ramírez 3-1, y nos gusta que sea así”. 

“Es verdad que él tiene más experiencia como profesional, pero solo hizo 30 peleas como aficionado y Luis tiene una gran escuela como aficionado”. 

Pese a esa escuela, y a su ventaja en estatura, Meléndez no piensa en boxearle mucho a su rival. 

“Quizás un poco al principio”, dijo, “pero yo soy un pegador y a mí me gusta hacerle daño al rival”. 

“Voy a dar una gran pelea para convertirme en una estrella”. 

Ramírez se hizo campeón interino junior ligero de la AMB gracias a su victoria de mayo de 2021 en tres asaltos sobre Isaac Avelar, y luego derrotó por decisión en su última pelea, el 5 de diciembre del año pasado al colombiano Miguel Marriaga, tres veces aspirante al cetro mundial.