A estas alturas de la vida, Mako Oliveras, quien, como parte de una vastísima carrera en el béisbol de todos los niveles posee el récord de más campeonatos en la liga invernal boricua con siete, no estaba pensando en volver a dirigir. 

“Alguien me dijo que Cataño no tenía dirigente y llamé para saber qué había pasado”, dijo Mako, nacido en Santurce e inicialmente criado en Santurce y Puerto Nuevo antes de pasar a vivir en Cataño desde niño. 

“Le dejé un mensaje en el teléfono al apoderado (Fernando Cintrón) cuando no lo conseguí, pero cuando me devolvió la llamada él me dijo que el dirigente (José Luis Rodríguez) había renunciado”. 

La partida de Rodríguez había sido sorpresiva: aunque el equipo llevaba tres derrotas seguidas, los Lancheros tenían un récord de 8-5 y estaban a un solo paso de clasificar para la postemporada de la sección Metro de la Doble A.

Mako cambia impresiones con sus jugadores antes de una sesión de prácticas. [suministrada]

Cintrón procedió a ofrecerle el puesto a Mako. 

“Yo le dije que trajera de nuevo a Rodríguez, que yo estaba dispuesto a estar de bench coach junto a él, pero él insistió”, dijo Mako. 

“Entendíamos que necesitábamos una persona de su experiencia en esta etapa de la temporada”, dijo Cintrón, “y Mako siempre ha sido una persona que ha estado pendiente de este equipo, siempre dispuesto a ayudar en lo que sea”. 

“Tuvimos que convencerlo”, dijo a su vez el gerente general de los Lancheros, Junito Báez. 

“Es verdad que estábamos a un juego de clasificar para la postemporada, pero nos preocupaba que las derrotas habían sido por muchas carreras y pensamos que debíamos hacer algo para que el equipo enderezara y no se nos desplomara por completo”. 

A fin de cuentas, Rodríguez y los coaches que él había traído al equipo dejaron a los Lancheros, y Mako fue nombrado junto a tres ‘coaches’ nuevos, que se unieron a dos que estaban anteriormente. 

Así, Mako regresó a sus raíces. 

“Yo jugué aquí (en Cataño) desde los 14 años y estuve cinco años con el equipo en la Doble A”, dijo Oliveras sobre su etapa anterior con los Lancheros. 

Jugador del cuadro, Mako luego firmó como profesional y jugó tanto en las Menores como en la liga invernal antes de debutar como dirigente en la liga invernal en 1984, cuando conquistó su primer campeonato al mando de los Metros de San Juan. 

Luego dirigió a Santurce, Mayagüez y Caguas, además de dirigir en la Doble A a Maunabo, Guaynabo, San Lorenzo y Juncos. 

En los últimos años se ha desempeñado como asesor del gerente general de los Indios de Mayagüez de la liga invernal, Héctor Otero. 

Con Cataño,  Mako debutó el viernes 29 de abril con una derrota 10-2 en Dorado, pero esa misma noche los Lancheros clasificaron para la postemporada cuando Carolina cayó derrotado ante Vega Baja. 

Y el domingo Mako obtuvo su primera victoria, al ganar en el Perucho Cepeda 9-1 a Vega Baja para que Cataño mejorara su marca a 9-6. 

A los Lancheros les queda un juego de la temporada regular este viernes: uno suspendido contra los Mets en Guaynabo, que tienen marca de 12-3 y ya aseguraron el primer lugar de la sección.

La victoria 5-4 de Dorado ante Guaynabo el domingo eliminó a los Gigantes de Carolina y completó el cupo de los cuatro semifinalistas de la sección, junto a Cataño y los Mets. 

“Tengo entendido que aunque ganemos el juego reasignado y terminemos igual que Vega Alta, con 10-6, Vega Alta terminó segundo porque nos ganó la serie individual”, dijo Mako. 

Las semifinales de Vega Alta y Cataño y Guaynabo y Dorado, a un máximo de cinco juegos, comenzarán con los primeros tres juegos de un máximo de cinco el fin de semana del 12 al 15 de mayo. 

Los Lancheros, que el año pasado quedaron subcampeones de la sección, contarán este año con un elenco reforzado en la postemporada: el jardinero derecho Marcos Rivera, uno de los principales bateadores del equipo en el 2021 (.286, dos jonrones y líder con 13 remolcadas), apenas había podido jugar este año por encontrarse trabajando en los Estados Unidos, pero ahora estará viajando los fines de semana, mientras que el derecho Fernando Colón (1-1 con  1.74 de efectividad como relevista e iniciador en 20.2 episodios en 2021), que también estaba trabajando en los Estados Unidos, estará de lleno de ahora adelante, uniéndose a una rotación que incluye a los zurdos Luis Gutiérrez y Edgardo Morales. 

“Lo que he visto en estos dos juegos me está gustando”, dijo Mako. “Parece que antes había algún tipo de malestar, por algún motivo, pero la mejor medicina para eso es ganar”.