Francisco Lindor conectó un jonrón y un triple y remolcó seis carreras el martes contra los Gigantes de San Francisco, pero su equipo fue derrotado y él ni siquiera fue el bateador más productivo del partido.

Y para acabar de completar la locura de un juego en el que se conectaron 37 hits y se anotaron 25 carreras, uno de los mejores cerradores del béisbol no pudo hacer su trabajo y terminó desperdiciando una oportunidad de juego salvado y cargando con la derrota.

Los Gigantes vencieron 13-12 en su parque a los Mets de Nueva York en un choque en el que estuvieron al frente 8-2 en una ocasión y en otra abajo 11-8, agarrados de la letal ofensiva del zurdo Joc Pederson, quien disparó tres cuadrangulares e impulsó ocho carreras.

Lindor remolcó una con un bombo de sacrificio; dos con su séptimo cuadrangular de la temporada en la séptima y tres con un triple que limpió las almohadillas en una octava entrada de siete carreras que puso a los Mets en la delantera. En total, bateó de 4-2 (.244), y con sus seis carreras empujadas ahora acumula 32.

Pero el boricua Edwin Díaz (1-1, 2.89) salió al noveno al frente 12-11 y concedió dos carreras, con cuatro indiscutibles, incluyendo el sencillo de Brandon Crawford que dejó en el terreno a los niuyorquinos.