El juego inaugural del pasado domingo de las Atenienses en su cancha del coliseo Juan Aubín Cruz representó, para Karla Santos, la primera vez que ella jugaba en Manatí un partido de voleibol en representación de su pueblo natal. 

“La verdad es que fue algo tremendo”, dijo la esquina de 24 años de edad y 5-8 de estatura, que ha respondido en grande a su designación como esquina regular, contribuyendo 15 y 12 puntos, respectivamente, al gran comienzo de temporada de las Atenienses con victorias sobre Corozal y Juncos. 

“Es la primera vez que estoy jugando representando a mi pueblo y la verdad es que ese respaldo se sintió: había mucha gente, y allí estaban mi familia y todas mis amistades”. 

Natural y residente del barrio Guayaney, de Manatí, y “manatieña de toda la vida”, Karla, quien fue premiada como la Mejor Jugadora Escolar de Puerto Rico en 2015 cuando jugaba para el Colegio Puertorriqueño de Niñas de Guaynabo, fue una de las figuras más importantes de la selección de Puerto Rico que jugó en  el Mundial femenino Sub-20 del 2015, celebrado en la isla, cuando terminó como la cuarta mejor anotadora del certamen internacional. 

Las Atenienses han ganado los dos primeros juegos de la temporada. [suministrada]

Luego, cuando aún estaba en escuela superior, debutó en la Liga Superior con las Orientales de Humacao en el 2017. 

Allí tuvo una buena actuación con el equipo que incluía a Andrea Rangel como refuerzo y que ese año llegó hasta semifinales. 

Ese año, sin embargo, becada por Cal State (la Universidad Estatal de California, en Los Angeles), ella comenzó su exitosa carrera en la NCAA, donde en dos ocasiones fue la mejor anotadora de su equipo y fue seleccionada para el primer equipo de estrellas de la región oeste. 

Luego de no jugar en 2020, cuando la temporada se canceló por el coronavirus, Karla regresó a la NCAA el año pasado al completar su bachillerato. 

“De hecho, Naranjito me pidió en el sorteo pasado”, dijo, “pero como la elegibilidad para la NCAA se extendió por un año debido al covid-19, yo decidí estudiar un año más”. 

Este año, finalmente, parecía destinada a regresar a Humacao para reanudar su carrera en la Liga Superior, hasta que en el último momento la franquicia decidió mudarse a su ciudad natal. 

“Es el sueño de toda jugadora el poder jugar representando a su pueblo”, dijo. 

Cuando la escogió Humacao con el primer turno del sorteo ‘regular’ de este año, el apoderado del equipo, Dr. Luis Santini, advirtió que ella sería una de las grandes sorpresas de la liga y una de sus mejores jugadoras de este año. 

Y, hasta ahora, Karla y las Atenienses no le han hecho quedar mal. 

“Tuvimos cerca de mes y medio practicando”, dijo Karla. “A veces habíamos solo siete jugadoras, a veces nueve, pero no importa cuántas hubiéramos, siempre fuimos a practicar dando el máximo”. 

Los frutos comenzaron a vislumbrarse en la pretemporada, cuando Manatí ganó el torneo preparatorio celebrado en su cancha con la participación de los cinco equipos. 

“En realidad ganar el torneo no fue significativo, porque ahí los equipos estaban incompletos y no tenían sus refuerzos”, dijo Charlie Ramírez, el dirigente de las Atenienses. 

“Pero lo que estábamos buscando era la cohesión de equipo”. 

“Y hasta ahora, gracias a Dios, el equipo está muy acoplado y tuvimos un gran juego el domingo contra Juncos”, agregó sobre la victoria en tres sets sobre las Valencianas. 

“Todo el mundo está saludable y las tres refuerzos —Lindsay Stalzer, Alison Basianelli y Sydney Hilley– están totalmente acopladas”. 

“Y Karla es una jugadora muy fogosa, que tiene muchas habilidades: como atacante, como defensa, pasando”, agregó. 

De primera instancia, Ramírez había mencionado a Karla como una de las tres candidatas a desempeñarse como la segunda esquina, junto a Stalzer, con Mildrelis Rodríguez y Génesis Annais Miranda, antes de que Karla evidentente se ganara la posición. 

“Pero este equipo tiene cuatro esquinas muy buenas —contando a Stalzer–”, dijo la propia jugadora. “Y cualquiera puede estar en el cuadro”. 

De lo que está segura, sin embargo, es de que Manatí va a seguir dando la sorpresa hasta que ya no sean sorpresas.

“Todas vamos a salir a darlo todo, noche tras noche”, concluyó.