Early Voting, con el boricua José Luis Ortiz en el timón, persiguió al líder Armagnak durante la mayor parte del recorrido de 1,900 metros, antes de hacerse de la delantera a la entrada de la recta final para irse a ganar el sábado la edición número 147 del Preakness Stakes, la segunda gema de la triple corona del hipismo norteamericano.

La carrera tenía un premio de $1.5 millones.

El tresañero entrenado por Chad Brown que no participó en el Kentucky Derby porque “necesitaba madurar un poco más”, de acuerdo con sus conexiones, se impuso con ventaja de cuerpo y medio sobre el favorito Epicenter (7-5), que fue conducido por el dominicano Joel Rosario y que también arribó en la segunda posición en el Derby.

“Es un sueño hecho realidad”, dijo un emocionado Ortiz poco después de la carrera y todavía montado sobre el ganador y sin poder contener las lágrimas.

“Fue una gran decisión de (el entrenador) Brown de no correr en el Derby, porque pienso que el caballo es de los que desarrollan tarde y todavía no estaba listo. Merece todo el crédito”.

El ganador de la ‘Carrera de las Rosas’ el pasado día 7, Rich Strike, no participó en la segunda pata, aunque se espera que lo haga en la tercera, el Belmont Stakes, programado para el sábado 11 de junio.

Cotizado 5-1 en las apuestas, Early Voting fue superado en velocidad por a Armagnac—con Irad Ortiz, Jr. en los controles—poco después de la salida, por lo que José Ortiz optó por reservar a su ejemplar hasta poco antes de la entrada de la recta final, cuando tomó el control de la prueba, despegó un par de cuerpos y resistió lo que trajo Epicenter pegado a la valla interior.

El ganador pagó $13.40, $4.60 y $3.60, mientras que Epicenter devolvió $2.80 en segunda y $2.40 en show. Tercero quedó Creative Minister y cuarta la potranca Secret Oath.

La monta de John Velázquez, Simplification, no fue factor en la carrera y arribó en la sexta posición, mientras que Armagnac quedó séptimo.

Para Ortiz, de 28 años y natural de Trujillo Alto, se trató de su segundo triunfo en carreras de triple corona, luego de ganar el Belmont Stakes del 2017 sobre Tapwrit.