Patrick Cora despuntaba como uno de los mejores prospectos del boxeo profesional boricua; un junior mediano zurdo de 5-11 de estatura que, hasta diciembre de 2019, tenía marca de 10-0 y siete nocauts. 

Sin embargo, el peleador salido del gimnasio de Playita en Santurce no ha vuelto a pelear desde que el 20 de diciembre de 2019 noqueó en cuatro episodios al argentino Gerónimo Nahuel Sacco (entonces 8-0) en una cartelera celebrada en Trujillo Alto. 

Desde entonces, “tuvo problemas de salud, incluyendo un problema con la espalda, y también ocurrió el covid”, dijo José ‘Pepe’ Ortiz, su manejador junto a la empresa boricua Spartan Boxing

“El estuvo también muchos meses entrenando, pero se le caían las peleas… ha tenido mucha mala suerte”. 

Semanas atrás, se publicó en Boxrec.com que Patrick reaparecería en una cartelera que se celebraría el 24 de marzo en Queens, Nueva York, pero tampoco tuvo efecto. 

“Estuvo en el campo de entrenamiento de Edgar Berlanga en Las Vegas”, dijo Ortiz, “y el grupo de Berlanga estaba buscándole una pelea”.

“Pero no debe ser ahora… creo que como en dos meses estará volviendo a pelear”, agregó. 

“El lleva mucho tiempo sin pelear, más de dos años, y cogió unas libritas”, agregó el manejador. “Hay que velar primeramente por su salud y que no se deshidrate tratando de hacer el peso”. 

“El papá de Cora es amigo de la familia de Berlanga y de esa manera se unieron a su campamento”, agregó. “Esperábamos que Patrick se fuera con ellos cuando regresaran a Nueva York para continuar su campamento allí”. 

Natural de Brooklyn, el supermediano Berlanga reapareció el 19 de marzo en el teatro el Madison Square Garden con un triunfo por decisión sobre Steve Rolls. 

“Lo que nosotros (Spartan y yo) estamos buscando es un buen promotor que pueda ayudarlo”, dijo Ortiz. 

Edgardo Berlanga, padre, dijo recientemente que Cora incluso había ayudado en algunos guanteos a su hijo para su pelea  con Rolls, igual que había hecho para algunas de sus peleas anteriores.