Como si El Mago fuera él y no Javy Báez, Alex Cora regresó el miércoles al dugout de los Medias Rojas de Boston y todo cambió de momento: los lanzadores se portaron a la altura deseada y los bateadores respondieron con 13 hits.

Y los Medias Rojas, que habían perdido cuatro juegos seguidos durante la ausencia del piloto puertorriqueño por haber contraído el covid-19, derrotaron 7-1 a los Azulejos de Charlie Montoyo en el tercer juego de una serie de cuatro que concluye este jueves en Toronto. Kike Hernández produjo dos anotaciones con un bombo de sacrificio y un doblete en cuatro turnos, y ahora tiene once carreras remolcadas.

Cora dio positivo al coronavirus el jueves de la semana pasada, y el viernes no viajó a Tampa para una serie de tres desafíos con los Rays, que se llevaron los dos juegos del fin de semana luego de perder el de apertura el viernes. Entonces Montoyo se encargó de dañarle el periodo de descanso a su compatriota al asestarle derrotas consecutivas lunes y martes.

La derrota del miércoles de los Azulejos, unida al triunfo de los Yankees sobre los Orioles, deja a los Mulos en la primera posición de la División Este de la Liga Americana con marca de 12-6, aventajando por medio juego a Toronto (12-7).

Boston, por su parte, marcha cuarto con 8-11.