Luego de un arreglo de última hora, las Criollas de Caguas del voleibol femenino llegaron a un acuerdo para jugar sus partidos locales de esta temporada en el coliseo Mario ‘Quijote’ Morales de Guaynabo. 

Francisco ‘Furiel’ Ramos, apoderado del equipo que estará buscando su séptimo campeonato consecutivo en la temporada que comenzará el 18 de mayo, explicó que fue descartado el plan de mudarse temporeramente al coliseo Marcelo Trujillo Panisse, de Humacao, en la temporada de 2022.

Caguas necesitaba un nuevo hogar debido a que no está disponible, por arreglos, el coliseo Roger L. Mendoza. 

“Antes no había habido un arreglo con el municipio para poder usar la cancha de Guaynabo, pero ahora todo cambió”, dijo Furiel. “Se habló con el nuevo alcalde (Edward O’Neill), el municipio de Caguas está contento y lo único que queda son unos asuntos menores, como la cafetería y los anuncios en la cancha, lo cual discutiremos mañana (viernes) en una reunión”. 

“Por ejemplo, van a haber dos cantinas: una para las Criollas y otra para el equipo de baloncesto”. 

“Incluso hubo ya un acuerdo con el equipo de Guaynabo en el BSN en torno a las fechas en que la cancha estará disponible para el voleibol”. 

En efecto, ya en el itinerario oficial de las Criollas, publicado esta semana, aparece que el juego inaugural del equipo será el 20 de mayo, cuando reciban a las Valencianas de Juncos. 

Las Criollas se mantienen practicando en la Roger L. Mendoza y esperan contar con casi todo su elenco para el comienzo de la temporada, con la excepción de la esquina Pilar Victoriá, quien debe reportarse en la primera semana de junio. 

La Roger L. Mendoza no está disponible para juegos de las Criollas debido a que aun está en proceso la instalación de un sistema permanente de acondicionadores de aire.