Marque bien esta fecha en su calendario hípico, porque no se ve todos los años.

En efecto, en los últimos 20 años (del 2003 al 2022, inclusive), durante el reinado del rey Juan Carlos 1, solamente ha ocurrido tres veces, con un reguerete de asteriscos de por medio.

Este viernes primero de abril el líder de la estadística entre los jinetes en el Hipódromo Camarero será Erik Ramírez y no Juan Carlos Díaz, aunque, claro, habrá que ver qué ocurrirá el 31 de diciembre cuando cierre la temporada. O tal vez este sábado.

Ramírez, representado por el veterano agente Tico García, obtuvo dos victorias en la cartelera del jueves para asumir la delantera en la estadística con 48 triunfos, uno más que Díaz, quien, precisamente, terminó de cumplir el jueves una suspensión de 30 días de carreras y tiene cuatro montas asignadas para el cartel del viernes.

De acuerdo con los datos recopilados por el estadístico Héctor Cotto, en buena lid, Díaz solamente ha amanecido el primero de abril fuera de la primera posición en el año 2005, cuando Jesús Manuel Ríos comandaba la estadística en esa fecha con 40 triunfos, por 39 de Javier Santiago. Díaz marchaba quinto con 33.

En el 2015 y en el 2018 la carrera por el liderato lleva asteriscos en ambas ocasiones. En el 2015 Díaz inició la temporada el 18 de marzo una vez se le redujo a cuatro meses y medio una suspensión que originalmente fue de un año, por conducir de forma negligente al corredor nativo Juzgador en una carrera celebrada en noviembre del 2014. Jorge G. Robles encabezaba la estadística al 1 de abril con 57 victorias, mientras Díaz ganó 13 en poco más de dos semanas. 

En el 2018 el propio Ramírez se escapó al frente con 39 triunfos en los primeros tres meses de la temporada, pero se debió a que Díaz se recuperaba de la fractura de varias costillas en un accidente ocurrido mientras montaba en el hipódromo Gulfstream Park de la Florida en enero de ese año, y su regreso se produjo en el Hipódromo Camarero en febrero, ganando 16 carreras al 31 de marzo.

En todos esos casos, Juan Carlos vino de atrás para terminar al frente al cierre de la temporada.

¿Qué puede esperarse de ahora en adelante?, se le preguntó a Ramírez.

“Ese es el hombre que tiene el negocio, y es la primera opción de la mayoría de los dueños”, contestó refiriéndose a Díaz y hasta cierto punto resignado a que la historia se repita este año.

“Ahora hemos aprovechado y hasta hemos montado varios caballos de él, pero él regresa y los monta para atrás. Tiene la bendición de que los dueños lo buscan a él primero, y el hombre se lo ha ganado. Lo respaldan porque hace el trabajo, entonces, ¿para qué cambiar?”.

El fusta de 38 años natural de barrio Obrero en Santurce, sin embargo, se expresó muy satisfecho con la manera en que se ha desarrollado la temporada hasta el momento.

“Estamos contentos con lo que hemos podido lograr, y Tico ha hecho un gran trabajo”, apuntó.