El presidente de la Liga de Béisbol Profesional de Puerto Rico Roberto Clemente (Lbprc), Juan A. Flores Galarza, informó este martes su determinación de suspender al señor Thomas J. Axon por dos años, más un periodo probatorio de un año adicional y una multa por $5,000, según le autoriza la constitución del organismo.

Esto como consecuencia de las expresiones del empresario norteamericano propietario de los Cangrejeros de Santurce, quien amenazó con jugar sus partidos locales fuera del Estadio Hiram Bithorn y criticó públicamente las condiciones deterioradas en las que se encuentra la instalación, así como la inacción del municipio sanjuanero en atender la situación.

“Nuestra constitución establece claramente que toda persona natural o jurídica oficialmente conectada con la Lbprc o con alguno de sus equipos que a juicio del presidente haya incurrido en conducta o haya hecho manifestaciones en público, en perjuicio del béisbol profesional o de la Lbprc, podrá ser sancionada sumariamente por el presidente imponiéndosele una multa, suspensión o ambas.”, expresó Flores Galarza en referencia a las acciones y expresiones realizadas por Axon.

Flores Galarza indicó que todos los esfuerzos por llegar a un acuerdo que fuera beneficioso para todas las partes, especialmente para la fiel fanaticada de los Cangrejeros, no dieron los resultados que él esperaba. “Existen diferencias irreconciliables entre las partes que imposibilitan a que se llegue a un acuerdo, como era mi interés. Hice mi mejor esfuerzo para llegar a una negociación antes de tomar la decisión que estoy anunciando hoy, pero lamentablemente no se logró”, expresó.

“Como principal ejecutivo de la liga invernal, cual es la dueña de los equipos, es mi responsabilidad velar y propiciar porque todos los acuerdos suscritos con las franquicias sean propiamente acatados y cumplidos. Soy responsable de que tanto los directivos de las franquicias, sus accionistas y cualquier otra persona que esté oficialmente conectada con la Lbprc o con algunos de sus equipos, ya sean personas naturales o jurídicas, cumplan fielmente con las disposiciones de nuestra constitución y con las determinaciones del presidente, tal y como se comprometieron contractualmente al momento de ser aceptados en la Lbprc”.

En referencia a la controversia pública que se ha creado sobre quién es el verdadero dueño de los Cangrejeros, Flores Galarza expresó que “la gerencia de los Cangrejeros sabe muy bien que la Lbprc es la dueña de la franquicia y, por lo tanto, tiene todos los derechos sobre la misma. Reclamar algo contrario tiene la única intención de confundir al pueblo puertorriqueño”.

Mediante acuerdo firmado entre las partes, la Lbprc concedió y transfirió los derechos que posee sobre los Cangrejeros a una entidad jurídica para operarlo y administrarlo sujeto a que cumplan con las condiciones establecidas en el acuerdo.

“La gerencia de los Cangrejeros también sabe que en el acuerdo firmado se comprometieron a operar la franquicia en el estadio municipal Hiram Bithorn, y que cualquier transferencia permanente a otro municipio requiere la autorización de la liga, lo cual no ha ocurrido”, expresó Flores Galarza.

De la gerencia de los Cangrejeros no acatar con las condiciones establecidas en el acuerdo, y con las cuales se comprometieron a cumplir, podrían perder la franquicia y la licencia concedida para operar y mercadear a los Cangrejeros, dejando el espacio para que otras personas interesadas puedan adquirir la misma.

“Ellos están conscientes que de la misma forma que la Lbprc les otorgó la franquicia para operar a la novena cangrejera, así mismo se le puede revocar si no cumplen con el acuerdo suscrito. Confiamos en que no tendremos que llegar a esa determinación y que los directivos del equipo de Santurce trabajarán para darle cumplimiento a los acuerdos formalizados”, Flores Galarza.