El cidreño José ‘Sniper’ Pedraza, un peleador al que pocas veces le han dejado tomar el sendero boxístico más fácil, se las verá este viernes 4 de marzo en el Save Mart Center de Fresno, California, con el excampeón mundial junior welter y primer clasificado por el CMB, José Ramírez. 

El combate estelarizará una cartelera de la promotora Top Rank que se transmitirá por la plataforma ESPN+. 

Con marca de 29-3 y 15 nocauts, Pedraza, de 32 años, un excampeón junior ligero de la FIB destronado por Gervonta Davis, y también exmonarca ligero de la OMB destronado por Vasyl Lomachenko, estará haciendo su quinta pelea en las 140 libras, y encontrará en el californiano Ramírez, de 29 años, a un peleador con marca de 26-1 y 17 que viene de perder en un choque unificatorio los cetros del CMB y la OMB al caer por decisión en mayo pasado ante el escocés Josh Taylor, entonces campeón de la AMB y la FIB. 

Fue un combate sumamente cerrado, celebrado en Las Vegas, en el que los tres jueces votaron 114-112 a favor de su rival.

La pelea con Pedraza estuvo programada inicialmente para el 5 de febrero pero fue reprogramada para un mes más tarde cuando el boricua dio positivo al covid-19

Ramírez tiene ventaja de dos pulgadas en estatura (5-10 a 5-8) y alcance (72” a 70 ½”), y en las apuestas, que en promedio lo favorecen ampliamente 6.60 a 1 y 1 a 4.30. 

Eso quiere decir que hay que apostarle $6.60 a Ramírez para ganar $1 y  ganaría $4.30 por cada dólar quien le apueste al boricua si este consigue la victoria. 

Ramírez tiene un cerrado triunfo por decisión en una defensa titular ante el cotizado José ‘Chon’ Zepeda, quien venció por la misma vía al boricua en el 2019. 

El combate a 12 asaltos es una eliminatoria y el ganador prácticamente aseguraría un encuentro por una corona vacante si Taylor abdica a los cuatro cetros que aún posee, tal como adelantó luego de su polémica victoria del sábado pasado sobre Jack Catterall. 

Pedraza figura cuarto en el ranking de la OMB. 

El gran imponderable es la reconocida habilidad boxística del boricua, un destacado peleador técnico que pelea tanto a la zurda como a la derecha y puede confundir a sus oponentes.

“Tenemos el título en la mira y, en este punto, solo los mejores quedan en pie en el camino hacia el campeonato mundial”, dijo Pedraza en un encuentro promocional con la prensa. “El 4 de marzo contra Ramírez será una pelea muy importante ya que el ganador estará literalmente listo para pelear por un título mundial. Es por eso que siento que este es un combate por el título mundial”. 

“El 4 de marzo contra Ramírez será todo o nada”. 

“Enfrentarme a un guerrero mexicano del calibre de Ramírez y ser parte de la histórica rivalidad entre México y Puerto Rico es algo muy importante y una gran responsabilidad en este punto de mi carrera”, agregó. “Al mismo tiempo, es una gran emoción poder brindarles a los fanáticos un combate legendario que recordarán para siempre”.

“Mi objetivo desde que subí a las 140 libras ha sido ganar un título mundial para sumarme al selecto grupo de campeones puertorriqueños en tres divisiones de peso. Quiero estar en ese grupo junto a ‘Tito’, Cotto, Gómez, Camacho, Vázquez, entre otros. Ya siento que mi cuerpo está aclimatado a la división, y ahora estoy realmente listo para lograr mi objetivo”. 

El programa contará como pelea semiestelar con el choque entre el contendiente de peso pluma Joet González (24-2 y 14), de California, y el filipino Jeo Santísima (21-3 y 18) en un duelo a 10 asaltos.