El agente libre más importante del 2022 finalmente tiene un equipo.

Las negociaciones que se vieron interrumpidas por el cierre patronal se concretaron en la madrugada del sábado cuando el torpedero boricua Carlos Correa llegó a un acuerdo en un contrato por tres temporadas y $105.3 millones con los Mellizos de Minnesota.

Como parte del mismo, Correa, de 27 años, tiene la opción de volver al mercado de agentes libres en cualquiera de los dos primeros años del contrato.

Jon Morosi, del portal oficial de las Grandes Ligas, mlb.com, divulgó la información extraoficial que no ha sido confirmada por el equipo.

Correa viene de una de las mejores temporadas de su carrera, cuando llegó en la quinta posición en las votaciones para el Jugador Más Valioso de la Liga Americana con los Astros de Houston, equipo para el que jugó durante siete temporadas y que lo seleccionó primero en el sorteo de novatos del 2012.

El campocorto promedió .279 en la temporada pasada, con 26 jonrones, 34 dobles y 92 carreras impulsadas mientras ganaba el Guante de Oro y el de Platino de la Liga Americana por su excelencia defensiva.

Correa aspiraba a un contrato de $300 millones como el que obtuvo su compatriota Francisco Lindor el año pasado y Corey Seager este año, pero indudablemente el tranque en la conversaciones para un nuevo convenio laboral en las Mayores afectaron el desarrollo de las negociaciones.

Sin embargo, la opción de poder salirse del acuerdo del que ganará $35.1 millones por año tan pronto como al final de esta temporada lo podría colocar en una posición similar por segundo año consecutivo sin tener la competencia de otros torpederos de envergadura, como sucedió este año, y tratar de conseguir otro megacontrato a los 28 años.