Roberto Ortiz se convirtió oficialmente este viernes en  el primer árbitro puertorriqueño con un nombramiento permanente en las Grandes Ligas, según se anunció este viernes y había sido reportado de manera exclusiva por The Gondol hace casi un mes.

El cagüeño Ortiz, de 37 años, fue uno de cinco umpires que resultaron promovidos para remplazar a cinco oficiales veteranos que se acogieron al retiro. Los otros cuatro fueron Ryan Additon, Sean Barber, John Libka y  Ben May.

Los retirados son Fieldin Culbreth, Kerwin Danley, Gerry Davis, Brian Gorman y Joe West.

“Me siento honrado y bendecido por tener el privilegio de ser el primer árbitro puertorriqueño en ser contratado por las Grandes Ligas”, dijo Ortiz.

“Me enorgullece tener la oportunidad de representar a mi familia y a mi isla de Puerto Rico en la que considero que es la mejor liga del mundo”.

Ortiz, un exjugador de la pelota Doble A local, estuvo trabajando toda la pasada temporada en las Ligas Mayores luego de hacer su debut en la campaña del 2016, cuando se desempeñó  como umpire sustituto, dividiendo su tiempo entre las Grandes Ligas y la clasificación Triple A. Desde entonces ha laborado en 411 juegos de las Ligas Mayores.

Ortiz se convirtió en el segundo puertorriqueño en trabajar en partidos oficiales de Grandes Ligas, luego de que Delfín Colón rompiera el hielo en la campaña del 2008. 

Sin embargo, Colón duró solamente dos años en el sistema y nunca recibió el nombramiento.