El peso ligero Jamaine Ortiz  consiguió una impresionante victoria por decisión unánime este viernes, en el combate estelar de una cartelera celebrada en el Caribe Royale Orlando, en Florida. 

De 25 años de edad y apodado The Technician, el descendiente de padre puertorriqueño y madre dominicana, radicado en Worcester, Massahusetts, mejoró su marca a 15-0-1 con ocho nocauts al conquistar el vacante cetro de la NABF —el campeonato de Norteamérica avalado por el CMB— sobre el filadelfiano radicado en Nueva Jersey, Nahir Albright (14-2 y siete). 

Las tarjetas de los jueces fueron 98-92, 97-93 y 97-93 en la pelea televisada por el programa ShoBox de Showtime. 

Ortiz, quien estuvo a la ofensiva la mayor parte de la pelea, ofreció una gran variedad de estilos sobre el ring, desplazándose efectivamente sobre el ring con gran agilidad cuando no estaba asumiendo la ofensiva con constantes ataques al cuerpo de su rival. 

También exhibió una excelente condición física en su primer combate a 10 episodios. 

Fue su primera pelea desde que empató mayoritariamente con el también descendiente de puertorriqueños Joseph Adorno en un choque a ocho asaltos celebrado el 24 de abril de 2021 en Kissimmee. 

Michael Rosenthal, el experimentado periodista boxístico de Yahoo.com, quedó impresionado. 

“Ortiz lució como un contendiente serio al título mundial”, escribió. “Si no consigue una pelea por el título este año, debe alcanzarla no mucho más tarde”. 

Ortiz contó con el respaldo en persona del descendiente de boricuas José Antonio ‘Gallo’ Rivera, dos veces excampeón mundial y amigo personal suyo, quien hasta ahora ha sido el peleador de sangre boricua más prominente salido de Worcester. 

En la misma cartelera, el supergallo Jeremy Adorno, hermano menor de Joseph, que tampoco peleaba desde su victoria por decisión mayoritaria en cuatro asaltos sobre Ramiro Martínez en la misma cartelera de Kissimmee de abril pasado, reapareció con un rápido nocaut en el primer episodio sobre Trayvion Butts (4-3 y dos). 

Jeremy, de 21 años, mejoró a 6-0 y dos.