La Liga Puertorriqueña de voleibol confirmó para el 17 de marzo la inauguración de su temporada del 2022, en la que participarán 10 equipos, divididos en dos secciones. 

Entre los equipos, indicó el director de mercadeo del organismo, Lcdo. Martín Roldán, se encuentran los Capi de San Juan y los Criollos de Caguas, dos conjuntos que tendrán dirigentes de renombre. 

Jamille Torres, quien acaba de ser seleccionado Dirigente del Año de la Liga Superior Masculina y de ganar el campeonato con los Changos de Naranjito, será el piloto de San Juan, mientras que Carlos Rodríguez estará de vuelta al mando de los Criollos. 

Rodríguez, quien también ha dirigido en Superior, está a cargo del Club Criollos de Caguas y es actualmente el dirigente de la Selección Nacional juvenil masculina. 

La liga se reunió el sábado 18 de febrero en una terraza del Mall de San Juan y tiene programada otra reunión para el próximo sábado. 

“Allí deberán anunciar sus canchas los equipos que aún no lo han hecho”, dijo Roldán.

San Juan, explicó, gestiona usar el Coliseíto Pedrín Zorrilla o el Coliseo Roberto Clemente, mientras que Caguas evalúa varias alternativas, en vista de que no estará disponible el coliseo Roger L. Mendoza. 

La liga estará dividida en la Sección A —San Juan, Naranjito, Corozal, Loíza y Manatí— y la B, con Guaynabo, Caguas, Juana Díaz, Adjuntas y Yauco. 

“La temporada regular será de ocho juegos, jugando cada equipo dos juegos —uno local y uno visitante— contra sus compañeros de sección, y debe finalizar el primero de mayo”, dijo Roldán,  “para ir entonces a la postemporada”. 

Los primeros cuatro de cada sección avanzarán a los playoffs

Cada equipo tendrá hasta 14 jugadores, y no hay límite en torno a los jugadores de Superior que pueden reclutar. 

La Liga jugó por última vez en febrero del 2020, al concluir, con la coronación de Adjuntas como campeón, la temporada de 2019.  

Luego no se jugó la temporada de 2020 debido al covid-19 y tampoco la del 2021, que estaba prevista para celebrarse en el verano en vez de en septiembre, debido a la que Liga Superior Masculina había retrasado el comienzo de su torneo hasta septiembre.