Al igual que la serie final del voleibol masculino, la cual se reanudará este lunes en San Sebastián con el sexto juego contra Naranjito después de un mes de receso forzoso debido al covid-19, cuando varios jugadores de ambos equipos dieron positivo, la postemporada del voleibol femenino de la Confederación Puertorriqueña de Voleibol (Copuvo) se reanudará este domingo, también luego de un receso de cerca de un mes después de varios positivos en las escuadras de los distintos equipos. 

Ese día a las 7:00 p.m. se jugarán los partidos decisivos de las dos series de cuartos de final de la División A que no se habían completado todavía y estaban empatadas 1-1: Aguas Buenas en Humacao y Cataño en Toa Alta. 

Naranjito y Salinas ya habían avanzado a las semifinales, esperando por los ganadores de las series de Cataño y Toa Alta y Humacao y Aguas Buenas, respectivamente. 

Las semifinales, también pautadas a un máximo de tres juegos, se jugarán el fin de semana del 21, 22 y 23 de enero, de ser necesario. 

La postemporada de la División B, en la que participan equipos juveniles sin la presencia de hasta cinco jugadoras de nivel Superior, como en la A, se jugarán del 21 al 23 de enero con las series de Moca y Utuado, Vega Alta y Dorado, Ponce y Guaynabo, Caguas y Aguas Buenas, Toa Alta y Fajardo y Río Grande y Humacao.  

En Copuvo se espera jugar con un público limitado de no más de 250 fanáticos debidamente vacunados y con mascarillas. 

Una noticia favorable recibida por Copuvo durante el largo receso fue la decisión de la Liga Superior Femenina de retrasar hasta abril el comienzo de su temporada, que inicialmente estaba prevista para iniciar el 17 de febrero. Eso permite que las jugadoras de Superior activas en Copuvo completen su temporada, al no tener que reportarse  a sus respectivos equipos para comenzar las prácticas. 

Y los equipos de Copuvo han podido mantenerse practicando. 

“Afortunadamente hemos estado practicando en la Emilio Huyke con todas nuestras jugadoras”, dijo, por ejemplo, Arnaldo Colón, apoderado de las Grises, “y estamos listos para ese juego con Aguas Buenas”. 

“La verdad es que Aguas Buenas es un equipo que empezó lento, pero que ha ido mejorando—especialmente desde que se les unió Jocelyn Kuilan a mitad de temporada— y nos jugó muy bien para ganarnos en cuatro sets ese primer juego en Humacao”. 

“Pero ya en el segundo juego pudimos hacer los ajustes y el juego se nos hizo más cómodo”, dijo sobre la victoria en tres sets en Aguas Buenas el 18 de diciembre. 

Ambos equipos cuentan con un amplio personal de primer orden: Humacao con las esquinas Vanessa Vélez y Legna Hernández; la opuesto Oneida González, la acomodadora Mariana Thon y la central Alba Hernandez, y las Tigresas de Aguas Buenas, dirigidas por Jetzabel del Valle, con la central de la Selección Nacional, Diana Reyes, Jenselyn Morales, María Reyes, Ashley Vázquez y Violangelie Pimentel, entre otras. 

Las Lancheras de Cataño cuentan con figuras como Pamela Cartagena, Sheila López, Shalimarie Merlo y Miriam Quijano, y las Hero de Toa Alta con Carola Biver, Okiana del Valle y Nicole Cruz, entre otras. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*