Después de una extensa reunión virtual con la presencia de los apoderados de los dos equipos finalistas, la Liga de Voleibol Masculino decidió reanudar su serie final entre San Sebastián y Naranjito los días 17 y 19 de enero, con los juegos sexto y séptimo, de ser necesario este último. 

Los partidos se celebrarán en la cancha Luis Aymat de San San Sebastián, y la Gelito Ortega, de Naranjito, sin fanaticada. 

“Se decidió que como la orden ejecutiva vigente establece un máximo de 250 personas, en esa cantidad solo se incluirán los jugadores, el personal de la Federación y los familiares de los jugadores”, dijo el Lcdo. Jaime Vázquez, director del torneo masculino. 

Vázquez sí dijo que el presidente federativo, Dr. César Trabanco, le hizo un pedido de reconsideración al Secretario de Salud para que se permitiera un aumento en la cantidad de personas, “pero no vamos a descansar en eso”. 

De todos modos, aunque se consintiera un leve aumento en la asistencia —igual que en la liga de béisbol invernal se permitió un aumento hasta 1,200 en los parques de pelota—, no se cree que el aumento permitido en el voleibol sería significativo. 

“Si el aumento del béisbol ha sido el de llegar tal vez hasta un 10% de la capacidad, en las canchas de voleibol sería mínimo”, dijo.  

“En Naranjito caben 3,000, así que hasta cuánto sería el aumento, ¿hasta 300?” 

Aunque eventualmente se concediera una cantidad mayor, sin embargo, la Liga estableció que de todos modos los juegos se celebrarán en la cancha local de cada equipo. 

La final masculina–que domina San Sebastián 3-2–ha estado en suspenso debido desde que tuvo que aplazarse el sexto juego señalado para el 18 de diciembre en el Palacio de los Deportes de Mayagüez debido a que varios jugadores de ambos equipos dieron positivo al covid-19.