La temporada de 2021 del voleibol masculino, que apenas concluyó el miércoles 19 de enero de 2022, no pudo haber sido mejor para el dirigente Jamille Torres.

No solo fue premiado por segunda vez en su carrera como Dirigente del Año —habiéndolo sido por primera vez en 2017 con los Cariduros de Fajardo en su primer año en la Liga—, sino que terminó celebrando su primer campeonato de la categoría Superior al mando de los Changos de Naranjito.

“Hay dirigentes que tal vez no se identifican con el pueblo del equipo que dirigen”, dijo, “pero, como naranjiteño, habiendo sido fanático de este equipo toda la vida, yo sí me identifico en todo momento con la fanaticada y es una emoción muy especial”.

“Más aun poder lograrlo frente a mi familia y a Andrea”.

La estelar jugadora mexicana nativizada Andrea Rangel, con quien Jamille espera un hijo, por su embarazo no partió a jugar como debía hacerlo por segundo año seguido como refuerzo en Rusia, “por lo que ella pudo estar conmigo en ese momento”, dijo.

“Y me siento muy contento y orgulloso de los muchachos”, agregٕó. “Es un equipo al que se la pasaron tildando de jugadores problemáticos y peleones, pero lo cierto es que ellos usaron eso de motivación”.

“Y en esos dos juegos finales, la verdad es que probamos ser más fuertes sicológicamente que el rival”.

Naranjito ganó, ambos en tres sets, los juegos sexto y séptimo de la final, celebrados en San Sebastián y Naranjito, respectivamente, para obtener el vigesimocuarto campeonato de su historia, al reanudarse la serie un mes después de que esta fuera suspendida con ventaja de 3-2 para San Sebastián luego de que ambos equipos sufrieran varios casos de contagios al covid-19.

“Pero ahora próximamente empezamos a prepararnos otra vez para la próxima temporada”, dijo Jamille, quien es también asistente del dirigente Ossie Antonetti en la selección masculina.

Hasta el momento, dijo, espera contar básicamente con el mismo equipo.

Incluso con el estelar acomodador Juanmi Ruiz, a quien algunos han señalado como próximo al retiro.

“La verdad es que con la temporada que tuvo Juanmi, no creo que se vaya a retirar”, dijo Jamille, sin embargo. “Resulta raro decir esto pero, a sus 40 años, el cielo es el límite para él”.

En 2019, Jamille coqueteó con el campeonato al mando de las Changas de Naranjito, cuando estas cayeron ante las Criollas de Caguas en la serie final de la Liga Femenina, y luego renunció sorpresivamente a la dirección del equipo después de la temporada del año pasado, cuando las Changas llegaron hasta semifinales.

Según dijo, no ha recibido llamadas de otros sextetos femeninos para esta temporada pero, de todos modos, son pocas las que podría recibir: la temporada amenaza con celebrarse con apenas cuatro equipos, si el apoderado de las Grises de Humacao, Dr. Luis Santini, no consigue una nueva sede para su franquicia, algo que debe anunciar a más tardar en una reunión que se celebrará el 29 de enero.

“Aunque la temporada pasada terminó como terminó—ganando Caguas el cetro al descalificarse a las Sanjuaneras de la Capital—, la verdad es que fue una temporada espectacular”, dijo.

“Pero para mí sería catastrófico para el voleibol que se tuviera que jugar con cuatro equipos”.

“Solo espero que surja un equipito más”.