Carlos Arrieta peleó agresivamente y conectó casi tantos golpes como su rival, pero al fin y al cabo el mayor alcance, la mayor estatura y la mayor precisión en los golpes del dominicano Luis Núñez condujeron a que este se apuntara el viernes una impresionante victoria por nocaut técnico en el décimo episodio. 

El encuentro entre los dos invictos pesos plumas que estaban peleando en las 130 libras, terminó cuando Núñez, de 22 años, ahora con marca de 16-0 y 12 nocauts, acorraló al boricua Arrieta (14-1 y ocho) y lo atacó con una andanada de golpes después de haberlo lastimado con un  derechazo al rostro, provocando que el árbitro Frank Gentile detuviera la pelea al minuto con 41 segundos. 

Hasta entonces, Núñez, quien había aventajado a Arrieta 128-116 en golpes conectados, ganaba 88-83 y 87-84, pero el tercer oficial tenía arriba al peleador de Trujillo Alto, de 27 años de edad, 87-84. 

Aun en la derrota, Arrieta demostró un alto nivel de talento, conectando rápidas combinaciones y manteniendo un constante ataque a los planos bajos con sus ganchos al cuerpo sobre Núñez, medallista de oro como peso gallo en el Mundial Juvenil del 2016. 

Manejado por el reconocido manejador y agente uruguayo Sampson Lewkowicz, Núñez reside ahora en Reading, Pensilvania. 

La cartelera presentada en el Caribe Royale, de Orlando, transmitida en el programa ShoBox de Showtime, incluyó la presentación de otros dos prospectos dominicanos que, sin embargo, sufrieron la primera derrota de sus respectivas carreras. 

El peso ligero Starling Castillo (16-1 y 12) cayó por decisión unánime en ocho episodios ante Otra Eranosyan (11-0 y seis), de la república de Georgia, y el junior ligero Edwin de los Santos (13-1 y 12) perdió por decisión dividida ante William Foster III (14-0 y nueve).