Los Changos de Naranjito alcanzaron este miércoles el vigesimocuarto campeonato de su historia en el voleibol masculino, al vencer en tres sets a los Caribes de San Sebastián en el séptimo juego de la serie final en la Gelito Ortega. 

Reconocido como el equipo deportivo que más campeonatos ha ganado en Puerto Rico, Naranjito se impuso por parciales de 25-15, 25-20 y 25-23 para obtener su primer cetro desde el 2007. 

El campeonato se decidió en el segundo de los dos juegos que se celebraron, lunes y miércoles, luego de que la final se reanudara después de un mes de receso estando San Sebastián en la delantera 3-2, cuando equipos sufrieron numerosas bajas debido al coronavirus. 

Naranjito ganó ambos juegos en tres parciales, al haberse impuesto 25-20, 25-20 y 25-21 el lunes en el sexto juego celebrado en la Luis Aymat de San Sebastián. 

Por los Changos, el pepiniano Jackson Rivera, quien había sido el mejor anotador del sexto juego con 20 puntos, volvió a ser el mejor de su equipo en el choque decisivo, con 16, seguido por los 15 del opuesto Juan Vázquez. 

Gianluca Grasso fue el mejor por San Sebastián, con 17, siendo el único de su equipo en anotar en los dos dígitos. 

Lo más cerca que estuvo San Sebastián al final del primer set fue 19-13 y, en el segundo 21-17. 

En el tercero, sin embargo, los Caribes fueron reponiéndose de desventajas de 8-5 y 16-13 hasta acercarse 18-17 y provocar empates a 20 y 21 antes de que Naranjito asegurara el encuentro al final. 

En total, San Sebastián, que llegó a estar arriba 3-1 en la serie, terminó perdiendo siete sets seguidos: luego de que el cuarto juego, celebrado jugando los Caribes en Lares como locales, se suspendiera ganándolo Naranjito 2-1 debido a un altercado en la cancha, San Sebastián ganó el quinto juego, celebrado en Guaynabo al jugar Naranjito como local. 

Entonces el 16 de diciembre se reanudó el cuarto juego en Lares, y los Changos terminaron ganándolo en el quinto set. 

El juego de este miércoles fue el único que Naranjito, dirigido por Jamille Torres, ganó como local en toda la serie. 

San Sebastián igualmente ganó sus tres partidos como visitante.