Fue una doble celebración para Abraham Nova y Omar Rosario. 

Ambos peleadores boricuas consiguieron sólidas victorias este sábado en la cartelera transmitida por ESPN desde el Turning Stone Resort Casino de Verona, Nueva York, pero a la misma vez que celebraban los triunfos que les mantuvieron invictos, celebraron sus respectivos cumpleaños. 

En la pelea semiestelar del programa de Top Rank, el peso pluma Nova (21-0 y 15 nocauts) se impuso por nocaut técnico a los 55 segundos del octavo asalto sobre el exolímpico dominicano William Encarnación (19-2 y 15). 

Nacido en Carolina, Puerto Rico, de padres dominicanos, y radicado en Albany, Nueva York, Nova cumplió 28 años de edad el viernes. 

Entretanto el junior welter cagüeño Rosario mejoró su marca a 6-0 con dos al vencer por decisión unánime en seis asaltos a Raekwon Butler (4-2 y dos), la misma noche del 15 de enero en que estaba cumpliendo 24 años. 

Nova, quien bajó a las 126 libras luego de estar clasificado en las 130, dio una impecable exhibición de boxeo agresivo y gran defensa, al ir demoliendo poco a poco a Encarnación. 

Luego de estremecerlo con un buen derechazo en el primer asalto, Encarnación no pudo lidiar efectivamente con la fuerza de Nova, quien constantemente le conectó sólidos ganchos al cuerpo, hasta que su esquina tiró la toalla en el octavo asalto de la pelea prevista a 10. 

Nova, que se hace llamar Supernova y se describe a sí mismo como un  ‘boridomi’, confirmó que, a pesar de que no recibe la misma promoción que otros peleadores, es una de las máximas promesas de la Top Rank, y, cuando después del combate clamó por una oportunidad titular con el mexicano Emanuel ‘Vaquero’ Navarrete, el campeón peso pluma de la OMB que también está ligado a la empresa de Bob Arum, nadie debió dudar que tendría grandes opciones de triunfo en esa pelea a la luz de lo evidenciado este sábado. 

Expresándose elocuentemente en inglés y en español—actuando él mismo como su propio intérprete— después de la pelea, Nova dijo: “Se siente bien pelear cerca de casa un día después de mi cumpleaños. Tenía un oponente complicado frente a mí, pero hice el trabajo”. 

“Ahora quiero a Emanuel Navarrete, para ser honesto. Todo el mundo piensa que me va a ganar. Hagamos la pelea, a ver si lo hace. Sé que lo venceré. Sé que lo noquearé y sé que seré el próximo campeón de la OMB”. 

“Si tú estás tan seguro de que vas a ganarme”, dijo, dirigiéndose directamente a Navarrete, “ven, hagamos esa pelea”. 

En su primer combate a seis asaltos, Rosario, el excampeón nacional junior welter, estuvo a punto de noquear en el primer episodio al zurdo Butler. 

Este, sin embargo, capeó el vendaval y fue mejorando hasta oponerle buena resistencia al boricua en los asaltos finales, aunque terminó perdiendo una amplia decisión (59-54, 59-54 y 58-55). 

Rosario conectó 111 golpes, por los 49 de su rival. 

En la pelea estelar, Joe Smith, Jr. (28-3 y 22) retuvo en su primera defensa el cetro semipesado de la Organización Mundial de Boxeo al noquear en el noveno asalto a Steve Geffrard (18-3 y 12), quien apenas fue reclutado como su rival ocho días antes cuando el retador original, el ruso radicado en Las Vegas, Umar Salamov, dio positivo al covid-19