La postemporada de la Confederación Puertorriqueña de Voleibol (Copuvo), detenida desde fines de diciembre cuando varios equipos sufrieron contagios por el covid-19, entrará en acción a partir del domingo 16 de enero. 

El presidente del organismo de voleibol femenino, Juan ‘Pipe’ Ramos, explicó que, naturalmente, todo dependerá de las nuevas decisiones que pueda tomar el gobierno en relación con el desarrollo de la pandemia. 

Ramos explicó también que esa fue la decisión aprobada luego de una reunión virtual en la que participaron los apoderados de ambas divisiones, la A (con equipos más avanzados y con hasta cinco jugadoras de nivel Superior) y la B, la categoría juvenil. 

La división A, donde la postemporada ya estaba en progreso, será la primera en entrar al ruedo el 16 de enero, con los juegos decisivos de las dos series de cuartos de final que estaban empatadas 1-1 al momento de detenerse la acción: Aguas Buenas estará en Humacao y Cataño en Toa Alta. 

Las semifinales, también programadas a un máximo de tres encuentros, se jugarán el fin de semana del 21, 22 y 23 de enero, enfrentándose el ganador de Aguas Buenas y Humacao a Naranjito, y el ganador de entre Cataño y Toa Alta a Salinas. 

La final se jugará en el siguiente fin de semana. 

En la división B estará empezando propiamente la postemporada el 21, 22 y 23 de enero, con las series de Moca y Utuado, Vega Alta y Dorado, Ponce y Guaynabo, Caguas y Aguas Buenas, Toa Alta y Fajardo y Río Grande y Humacao. 

Entre las medidas preventivas aprobadas para la reanudación de la temporada se determinó que se estará tomando temperatura en las puertas a todo el mundo, se exigirá mascarillas a todos en el público y también se exigirá mascarillas a todas las jugadoras, las que podrán quitarse al entrar a juego. 

Además, se anunció que no se suspenderán juegos cuando haya jugadoras con covid 19 y que sese asignarán cinco árbitros a los juegos de la división A y tres a los de la B.