La apoderada de las Pinkin de Corozal en el voleibol femenino, Lilibeth Rojas, saludó como algo “positivo y recomendable” la decisión de retrasar hasta abril el inicio de la temporada del 2022, que originalmente estaba prevista para comenzar el 17 de febrero. 

Pero admitió que ahora su equipo, al igual que los demás, tendrá que cambiar drásticamente sus planes originales. 

“Obviamente ahora las circunstancias son diferentes, porque las jugadoras que están jugando fuera, que antes no iban a poder jugar o hubiesen jugado muy poco, ahora podrán estar aquí como en la pasada temporada”. 

Corozal tiene jugando en el exterior a la estelar esquina Daly Santana (Corea); la opuesto Brittany Abercrombie (Turquía); la acomodadora Raymariely Santos (Athletes Unlimited) y la esquina Sharlyssa de Jesús (Grecia). 

Raymariely pertenece a las recesadas Leonas de Ponce y fue reclamada por Corozal en el sorteo especial para jugar este año, mientras que Sharlyssa fue escogida en el sorteo de jugadoras de nuevo ingreso. 

“Aunque sí estábamos haciendo gestiones en torno a las refuerzos, todavía no habíamos llegado a ningún acuerdo”, dijo Rojas. 

“Pero ahora, naturalmente, todo cambia, y las necesidades del equipo son diferentes”, dijo. “Incluso, a las refuerzos con que ya hablamos y nos dijeron que no, porque tenían otros compromisos, ahora hay que volver a llamarlas porque pueden estar disponibles”. 

La liga pautó para el 29 de enero su próxima reunión, y se espera que sea entonces que se confirme si la temporada se va a jugar con cinco equipos —incluyendo la franquicia de Humacao—o con cuatro. 

“Yo creo que cuatro son muy pocos”, dijo Rojas, “pero si los demás equipos quieren jugar, nosotros vamos a estar también”. 

“Hay que ver que es lo que consigue (el Dr. Luis) Santini”, apoderado de las Grises, quien ha venido gestionando una nueva sede para su equipo. 

También para esa reunión, el apoderado de las Changas de Naranjito, Lcdo. José Rojas, adelantó que proyecta traer como tema nuevo el caso de las refuerzos. 

Rojas planteó que aunque ya los apoderados aprobaron por votación el jugar con tres refuerzos, él va a proponer que se juegue sin importadas, en vista de que ahora sí podrán participar las jugadoras activas en el extranjero y los equipos podrán estar completos, además de que también cambió el panorama de la cantidad de equipos participantes, al aplazarse la posible expansión de Arecibo y recesar las Leonas, aparte de la duda que existe con Humacao. 

“Es como todo, eso hay que evaluarlo”, dijo Lilibeth, “ver los pro y los contra. Obviamente las circunstancias han cambiado en comparación a las que había cuando se aprobó”. 

“Pero va a tener que traerse como tema nuevo, porque  nada de eso se discutió en la pasada reunión”. 

Un posible impedimento para que se cambie lo ya aprobado es que algunos equipos pueden haber llegado ya a acuerdos con algunas refuerzos, e incluso ya Caguas anunció oficialmente a la esquina y opuesto Kenzie Koeber como su primera refuerzo. 

Finalmente, Lilibeth confirmó que Angel Pérez regresará para dirigir al sexteto por tercer año seguido.