Aunque no estuvo en su esquina el 22 de febrero de 2021 en el MGM Grand de Las Vegas, el entrenador mexicano Jay Najar cree que el junior welter boricua Subriel Matías hizo entonces lo suficiente como para vencer al armenio radicado en Los Angeles, Petros Ananyan. 

Pero no fue así en las tarjetas oficiales: en lo fue considerada una gran sorpresa, Ananyan, un veterano que entonces tenía 32 años y un récord de 14-2-2 y siete nocauts, y venía de perder su última pelea, derribó en el séptimo asalto al boricua y se apuntó una cerrada victoria por decisión unánime (96-93, 95-94 y 95-94) sobre Matías, que entonces tenía marca de 15-0 y 15. 

“Lo vi ganar, pero por poco”, dijo Najar. “Pero como perdió, hay que hacer algunas cosas diferentes para esta pelea de ahora”. 

La revancha está programada para este sábado en el Borgata Hotel Casino de Atlantic City, en el combate semiestelar de la cartelera que será transmitida por Showtime y que encabezará la defensa del campeón peso pluma del CMB, Gary Russell, Jr., ante el filipino Mark Magayo.

Subriel ha ganado dos peleas después de aquella derrota, ambas por nocaut frente a rivales invictos, para mejorar su marca a 17-1 con 17, mientras que Ananyan consiguió un triunfo por decisión mayoritaria en 10 episodios ante el neoyorquino Daniel González. 

“Obviamente, en cuatro meses yo no le voy a cambiar todo el estilo a Subriel”, dijo Najar, quien tuvo al boricua consigo haciendo campamento en su gimnasio de Culiacán, Sinaloa. “Solo corregirle algunas fallas”. 

“Pero ambos son peleadores que no tienen marcha atrás, peleadores de choque”, dijo. “Nosotros contamos con la buena preparación que ha tenido Subriel”. 

“En México, primero estuvimos entrenando pensando que íbamos a pelear a fines de 2021, y se mencionaron varios nombres, incluyendo a algunos nombres muy importantes de la división”. 

“Pero al final no se pudo cuadrar y movieron la pelea para este sábado”. 

Sin embargo, Najar, quien también entrena al cotizado peso ligero  mexicano William ‘Camarón’ Cepeda (24-0 y 22), dijo, “Subriel tiene una gran preparación y tuvo la ayuda de grandes compañeros de guanteo, muchachos jóvenes de mucho talento que quieren llegar hasta donde ha llegado él”. 

Ananyan, de paso, está ligado al promotor neoyorquino Lou DiBella, quien espera que su peleador vuelva a imponerse. 

“Petros es un boxeador excelente que tira golpes con gran convicción”, dijo. “Matías es un buen peleador, pero la victoria de Petros en la primera pelea no fue por accidente. Yo espero una pelea altamente competitiva y otra victoria de Ananyan”. 

Por otro lado, Najar afirmó que no considera demasiado arriesgado el que Subriel vuelva a enfrentarse a Ananyan, estando ya clasificado segundo por la Federación Internacional de Boxeo (FIB), con la perspectiva de enfrentarse al primer clasificado, el argentino Jeremías Ponce (29-0 y 19) por el cetro vacante, si el escocés Josh Taylor, reconocido por los cuatro organismos, cumple con su promesa de subir de peso si retiene la corona el 26 de febrero en su defensa ante el británico Jack Catteral, provocando que los cuatro organismos llenen sus cetros vacantes. 

“Primeramente, todas las peleas son peligrosas”, dijo Najar, “pero, segundo, a Subriel le hicieron una oferta económica muy buena, que no se podía rechazar”. 

Además de Najar, Subriel tendrá en su esquina al cubano Carlos Enrique Duarte, el reconocido entrenador de boxeo especializado en organizar toda la preparación de los peleadores. 

“Solo vamos a estar nosotros dos, con la ventaja de que yo soy entrenador y cutman”, dijo Najar, “porque al preparador físico que iba a estar con nosotros no lo dejaron venir debido a que no tenía todas las vacunas”.