La Liga Puertorriqueña de voleibol masculino se apresta a comenzar su temporada el 17 de marzo, según se acordó en una reunión de los apoderados. 

La cantidad de equipos está aún por confirmarse, entre 10 y 12, explicó el director de mercadeo de la liga, Lcdo. Martín Roldán. 

“Si son 10 equipos, se hará una temporada de nueve juegos, con dos secciones, semifinales de 3-2 y la final de 5-3, para finalizar en mayo”, explicó. 

La Liga jugó por última vez en febrero del 2020, al concluir, con la coronación de Adjuntas como campeón, la temporada de 2019. 

“Esa temporada debía terminar en diciembre de 2019, pero se retrasó por los terremotos”, agregó.  

“Yauco, que era uno de los semifinalistas, tuvo que estar un tiempo sin poder jugar”. 

Luego no se jugó la temporada de 2020 debido al covid-19 y tampoco la de 2021, que estaba prevista para celebrarse en el verano en vez de en septiembre, debido a la que Liga Superior Masculina había retrasado el comienzo de su torneo hasta septiembre. 

Cuando el covid-19 nuevamente entorpecía que se jugara en el verano, el organismo decidió aplazar su próximo torneo hasta este año. 

La intención nuevamente de jugar más tarde este año se encontró con el tropiezo de que la Federación Puertorriqueña de Voleibol indicó que necesitaba que los jugadores pertenecientes a la Selección Nacional estuvieran disponibles para torneos internacionales en junio y julio, “y no iban a estar disponibles para jugar con nosotros si jugábamos en esos meses”, dijo Roldán. 

“Por eso vamos a jugar ahora de marzo a mayo”. 

Los equipos que podrían figurar en el torneo son Adjuntas, Yauco, Naranjito, Corozal, Lares, San Sebastián, San Juan, Guaynabo y Manatí. 

Juana Díaz fue aceptado como un equipo de nuevo ingreso, con su apoderado, el Dr. Pablo Cruz. 

“El doctor, de paso, está ligado a los casos del covid, y se aprovechó en la reunión para preguntársele acerca de si podría haber problemas para jugar debido al virus”, dijo Roldán, “y él explicó que usualmente diciembre es el mes pico para el virus, como lo fue ahora debido en parte a los conciertos y otras actividades, pero que se espera que ahora las incidencias vuelvan a bajar otra vez”.