El novato José Alvarado tuvo otra sólida actuación viniendo del banco este sábado para los Pelicans de New Orleans, pero no pudo evitar la derrota con marcador de 107-97 ante los Celtics de Boston.

El armador puertorriqueño jugó por espacio de 20 minutos y consiguió 19 puntos—el total más alto de su carrera—, lanzando de 11-8 de campo, incluyendo tres canastos de tres puntos en cuatro intentos. Además se agenció cuatro rebotes, dos asistencias y cuatro robos de balón, sin turnovers.

Pero Jayson Tatum y Jaylen Brown anotaron 38 y 31 puntos, respectivamente, para que Boston se anotara su tercer triunfo en sus últimos cuatro desafíos ante un New Orleans sin profundidad por la ausencia de sus estelares Brandon Ingram (tobillo) y Jonas Valanciunas (protocolo de covid-19).

Alvarado, un jugador de primer año que no fue drafteado, fue la única nota ofensiva positiva de los Pelicans, que se han quedado sin precisión en sus tiros de larga distancia. El viernes ante Denver se fueron de 34-5 desde detrás del arco, y durante la primera mitad del choque del sábado lanzaron de 19-2, para que Boston abriera una ventaja de 20 puntos en la mitad.