Life Is Good disipó las dudas en torno a cuál es el mejor ejemplar actualmente en Estados Unidos al ganar decisivamente y de punta a punta este sábado el Pegasus World Cup Invitational con el puertorriqueño Irad Ortiz, Jr. en los controles.

La carrera, que con un premio de $3 millones se celebró en el hipódromo Gulfstrean Park en la Florida, era considerada un duelo entre Life Is Good—ganador del pasado Breeders’ Cup Mile—y el campeón Knicks Go, que ganó la pasada edición del Pegasus y venía de imponerse en el Classic del Breeders’ Cup en noviembre pasado, consolidándose como el favorito para llevarse el Premio Eclipse al Caballo del Año correspondiente a la temporada del 2022.

Pero Life Is Good no le dio vida y a la arrancada tomó la delantera para despegarse y no mirar atrás, imponiéndose con facilidad y ventaja de tres cuerpos y medio sobre Knicks Go y Stiletto Boy, que fue montado por el boricua José Luis Ortiz.

Irad también ganó minutos antes el Pegasus World Cup Turf Invitacional—la versión en la grama que tenía un premio de $1 millón—sobre el favorito Colonel Liam, que repitió la victoria que consiguió en este evento en el 2021, para pasar a ocupar el primer puesto en dinero acumulado por sus montas en lo que va de temporada del 2022, con un total de $2,573,002 con solamente 37 participaciones.

José Luis, por su parte, no se fue en blanco en la tanda de siete carreras clásicas del sábado al ganar el Pegasus World Filly And Mare Turf Invitational—la versión para las hembras que se corrió en la grama con un premio de $500 mil—sobre la favorita Regal Glory.

Clásico de $750 mil para Johnny V.

Mientras tanto, en Oaklawn Park, John Velázquez y el tresañero Newgrange, entrenado por Bob Baffert, cumplieron con su condición de favoritos y se llevaron el Southwest Stakes, una carrera a distancia de una milla y 1/16 con un premio de $750 mil.