La Liga de Voleibol Superior Masculino debe decidir este jueves, en una reunión virtual, cuándo se reanudará la serie final entre Naranjito y San Sebastián.

La misma, que favorece 3-2 a los Caribes, se suspendió antes del sexto juego, programado para el 18 de diciembre, al desatarse un brote de covid-19 en ambos equipos.

“La reunión la debemos tener a las 2:00 p.m. y ahí se va a decidir todo”, dijo el Lcdo. Jaime Vázquez, Director de Torneo.

“Primero hay que ver cuándo pueden jugar, porque los equipos tienen algunos jugadores que están afuera”, agregó.

“Pero también hay que decidir si se juega con público o no”.

De jugarse con público, tendría que aplicarse la limitación que se impuso con la nueva orden ejecutiva del gobierno, de un máximo de 250 personas, con el requisito de que estén plenamente vacunadas y haberse hecho la prueba menos de 48 horas antes, con un resultado negativo.

Esas 250 personas incluyen tanto jugadores, como personal técnico de los equipos, árbitros y oficiales de mesa.

De optarse por jugar sin público, explicó Vázquez, no habría impedimento para que el sexto juego se celebre en San Sebastián como corresponde, y el séptimo, de ser necesario, en Naranjito.

Debido a incidentes con fanáticos en las dos canchas locales en los primeros juegos de la serie, la Federación  de Voleibol ordenó que la serie se completara en canchas neutrales.

El juego del 18 de diciembre, actuando San Sebastián como local, iba a celebrarse en el Palacio de los Deportes de Mayagüez, mientras que el séptimo parecía destinado a celebrarse en el Coliseo Roberto Clemente.