A Wilfredo ‘Bimbito’ Méndez no se la pusieron en China, pero sí se la pusieron casi igual de lejos: su defensa obligatoria y primera pelea desde febrero de 2020 luego de múltiples falsas alarmas, será este martes 14 de diciembre en la Ryogoku Kokugikan Arena de Tokio, la cual sirvió de escenario para el boxeo de los pasados Juegos Olímpicos.  

Allí, Méndez (16-1 y seis nocauts) expondrá por tercera vez su cetro del peso mínimo de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) cuando se enfrente con su primer retador, el japonés Masataka Taniguchi (14-3 y nueve). 

Después de pasar seis días en Nueva York con su grupo de trabajo, Méndez finalmente partió hacia Tokio en un viaje directo de aproximadamente 12 horas de duración. 

“Estuvimos una semana en Nueva York”, dijo Yoel ‘Yowy’ González, uno de sus entrenadores junto a Freddy Trinidad y el asistente Julio Molina. 

“Estuvimos entrenando y también atendiendo unos asuntos del visado”, dijo, “pero también queríamos aclimatarnos un poco al frío que igual íbamos a encontrar en Tokio”. 

“Con el frío siempre hay la posibilidad de coger algún catarro, y era mejor cogerlo antes que estando en Japón”. 

Naoya Inoue pondrá en juego sus cinturones de las 118 libras ante el tailandés Alan Dipaen en la pelea estelar del programa. [suministrada]

En Japón, el grupo boricua lleva dos semanas, lo que no solo le ha permitido aclimatarse bien en todo, incluyendo el horario, sino, probablemente, salvó la pelea: otros combates titulares que debían celebrarse en Japón a fines de diciembre —como la unificación supermosca de Kazuto Ioka con Jerwin Ancajas, que iba a ser el día 31, y la unificación del peso mediano entre Gennady Golovkin y Ryota Murata, que iba a ser el día 29—, tuvieron que ser aplazados debido a un incremento en las medidas de seguridad tomadas por las autoridades para combatir la pandemia, lo que conllevó el que se impidiera la entrada de visitantes del exterior. 

Pero aunque eso condujo a que la OMB tuviera que cancelar la designación de los oficiales extranjeros que ya había asignado, dio paso a que la pelea se celebre con oficiales locales. 

“La compañía promotora (Watanabe Promotions) se ha portado muy bien con nosotros, incluso desde que estábamos en Nueva York”, dijo González. “No solo hemos podido entrenar bien, sino que ellos han estado pendientes de todo y se pasan preguntándonos si nos hace falta algo”. 

“Y en Japón todo ha estado muy bien también”, agregó, “aunque hace un poco de frío”. 

“Pero eso no ha sido de mucha molestia debido a la semana que estuvimos aclimatándonos al frío en Nueva York”. 

“Estuvimos aquí en un gimnasio bastante cómodo en unas villas donde entrena la selección de Japón y cada cuatro días estuvieron haciéndonos las pruebas, pero tenemos todas las comodidades necesarias”. 

“Pero estamos aislados y no sabemos cómo está todo lo demás en el país porque solo tenemos contacto con el muchacho que nos ayuda, que a la vez es el sparring (compañero de guanteos)”. 

Bimbito, quien tuvo que cancelar una defensa en Santo Domingo que debía hacer en diciembre pasado ante el venezolano Alexis Díaz al contraer una enfermedad estomacal, y luego contraer el covid-19, después vio cancelada también una defensa que tenía en agosto frente al nicaragüense Carlos Buitrago cuando este informó apenas par de días antes de la pelea que se le hacía imposible bajar a las 105 libras. 

Finalmente la OMB ordenó la defensa obligatoria ante Taniguchi y la misma terminó yéndose a Japón al evitarse una subasta en el último momento y asumir la promoción la empresa Watanabe Promotions

Taniguchi tiene una derrota titular por decisión ante el filipino Vic Saludar, a quien Bimbito arrebató la corona en su siguiente defensa en agosto de 2019. 

El plan de pelea de Bimbito no debe ser un misterio para nadie. 

“Todo el mundo sabe que Bimbito es un peleador técnico, que le gusta boxear, moverse y puntuar los golpes”, dijo González, “pero es posible que en esta pelea lo veamos un poco más agresivo, por eso de estar peleando en la casa del contrincante”. 

Taniguchi, entretanto, “es bastante fajador, y con eso no debemos tener problemas. Al contrario, es posible que se mueva hacia los golpes de Bimbito”. 

El programa será encabezado por la defensa de Naoya Inoue (21-0 y 18), campeón unificado de las 118 libras, ante el tailandés Alan Dipaen (12-2 y 11).