El escolta de los Knicks de Nueva York, Derrick Rose, fue operado este miércoles de su lastimado tobillo derecho y estará fuera de acción al menos durante seis semanas.

Se trata de un duro golpe para los Knicks, ya que el canastero de 33 años está promediando 12 puntos y cuatro asistencias por juego en un equipo que tiene marca de 14-17 y ocupa la duodécima posición en la Conferencia del Este.

Rose, Jugador Más Valioso de la NBA en la temporada del 2010-2011, no ve acción desde el pasado día 16, cuando salió de juego luego de los primeros 12 minutos del choque contra los Rockets de Houston, pero no fue hasta esta semana que se optó por la operación como el remedio.