Gervonta Davis optó por desplegar sus dotes boxísticas para conseguir una luchada victoria por decisión unánime a pesar del ataque incesante del mexicano Isaac ‘Pittbull’ Cruz al retener el domingo su cetro ligero de la Asociación Mundial de Boxeo ante un lleno total de 18,850 espectadores en el Staples Center de Los Angeles. 

Las tarjetas fueron 116-112, 116-112 y 115-113 a favor de Davis. 

La acción comenzó desde el campanazo inicial, cuando Cruz se lanzó sobre Gervonta, lo llevó contra las cuerdas y empezó a lloverle sus golpes. 

“Ese es mi estilo, el ‘Pittbull’ siempre viene al ataque”, dijo Cruz después. “Creo que mantuve mi ritmo desde el principio hasta el final”. 

Davis halló su propio ritmo en los asaltos segundo y tercero, dando vueltas alrededor del ring y entrándole a Cruz para lanzar sus golpes. En el cuarto, Cruz concentró su ataque al cuerpo, golpeando las costillas del campeón.

El peleador de Baltimore de 27 años utilizó su potencia en los asaltos cuarto y quinto, conectando su gancho de derecha y su recta de izquierda desde su guardia zurda. 

“El era el peleador más bajito, así que yo estaba lanzando mis golpes hacia abajo, dándole en la parte de arriba de la cabeza”, dijo Davis. “Pero le di con mis nudillos y me lastimé la mano en el sexto asalto. “Pero sea como sea, contra un oponente más alto o más pequeño, yo tenía que buscar la manera de ganar. El es un guerrero. Aunque no ganó, creo que aquí nació una estrella esta noche”. 

“Como en el quinto asalto me di cuenta de que él tenía problemas con una de sus manos”, dijo Cruz, cuyo récord quedó en 22-2-1 y 15. 

Pero Davis boxeó con gran efectividad en los siguientes asaltos, lanzando rápidos golpes y eludiendo los ataques de su contrario. 

El mexicano de 23 años incrementó su presión en los asaltos finales, manteniendo a Davis en retroceso mientras lanzaba sus golpes, aunque el campeón logró mantenerse a la par de él en todo momento. 

Pero Cruz cree que ganó la pelea. 

“Que viva México, es lo único que voy a decir. Los fanáticos están expresando quién ganó esta pelea”. 

“El empezó fuerte pero yo creo que estaba empezando a debilitarlo según pasó la pelea hasta que me lastimé la mano, lo que me impidió noquearlo”, ripostó Davis, quien mejoró su marca a 26-0 con 24 nocauts. 

“Pero estoy listo para el que sea. No debo de tener problemas con ninguno de los que están por ahí. Soy el número uno”.