La variante ómicron del covid-19 ha fomentado que Japón imponga unas nuevas directrices más estrictas para controlar la pandemia, lo que ha puesto en peligro la celebración de la defensa titular de Wilfredo ‘Bimbito’ Méndez ante Masataka Taniguchi, combate por el cetro mínimo de la OMB señalado para el 14 de diciembre en Tokio.

Otras dos carteleras señaladas para este mes en Japón ya han sido aplazadas: la unificación del peso mediano entre Gennady Golovkin y Ryota Murata, señalada para el 29 de diciembre en Saitama y la del peso supermosca entre Kazuto Ioka y Jerwin Ancajas, señalada para el 31 de diciembre en Tokio.

“La información que tenemos es que la pelea de Bimbito sigue en pie”, dijo el lcdo. Gustavo Olivieri, asesor legal de la OMB.

“Hasta ahora parece que Japón va a prohibir la entrada de extranjeros al país y, debido a eso, ya nosotros le notificamos a los oficiales que se habían asignado que no van a poder trabajar en esa pelea, porque, si se hace, tendrá que ser con oficiales locales”.

“La ventaja que tiene la pelea de Bimbito es que ya él está en el país”.

Sin embargo, la pelea podría aplazarse de todos modos si, como se especula, el gobierno también prohíbe la celebración de espectáculos públicos debido a la nueva variante de la pandemia.